FANDOM


Este es el vigésimo episodio de Gundam SEED Destiny.

Sinopsis Editar

“Todos vosotros daréis vuestras vidas por Dios.” una voz hizo eco en las calles de un pequeño pueblo en medio de un área árida de la República de Krugis. “Para que vosotros podáis ser los elegidos para nuestra cruzada, tenéis que hacer un requisito.” la voz continuó mientras el viento se levantaba arrastrando polvo por todo el pueblo iluminado por la luna llena.

“Esto es por…” se escuchó la voz de un niño con un tono frío y lleno de determinación.

¡¡¡BOOOM!!!

¡¡¡BOOOM!!! ¡¡¡BOOOM!!!

Los disparos resonaron en las casas, los fogonazos se iluminaron brevemente en las habitaciones mientras las distintivas grietas y chasquidos resonaban en todo el pueblo. Uno a uno, unos niños no mayores de entre 10 y 12 años salieron lentamente de las casas, sosteniendo una pequeña pistola en sus manos, los cuerpos de sus padres yacen en el suelo inertes en un charco de sangre. Entre esos niños con arma estaban Soran Ibrahim (Setsuna niño) Cada niño se dirigió a un camión grande, donde un hombre estaba parado, esperandolos.

“Felicidades. Habéis superado la prueba y ahora podéis luchar en el nombre de Dios como sus vasallos más cercanos. ¡A partir de ahora, difundiréis la palabra de nuestro Señor destruyendo a sus enemigos como sus leales guerreros!”

Fin del flashback

Setsuna no podía creer lo que estaba oyendo cuando escuchó la voz de Saachez, tratando de decirse que sus sentidos lo estaban engañando. Desde el exterior, tanto el Exia como el Civil Astray de Saachez permanecieron inmóviles, listo para moverse en cualquier momento, parecía como si sus respectivos pilotos se estuvieran mirando entre sí, antes de hacer ningún movimiento, el aire alrededor de sus respectivas armas de rayo cuerpo a cuerpo crepitaba con estática. Fue entonces que la risa de Saachez rompió el silencio.

“¡Me importa una mierda lo avanzado que es tu máquina!” se jacto Saachez. “De todos modos, no esperaba capturar te de una sola pieza. Si la ametralladora de rayo no funciona, ¡Tendré que cortarte en PEDAZOS!” lanzando la ametralladora de rayo hacia arriba antes de agarrarla por el asa de transporte, el Civil Astray de Saachez rugió hacia adelante, tratando de apuñalar al Exia con la bayoneta de viga. Por suerte, el Exia rodó a un lado cuando el Suit navegó y rápidamente se dio la vuelta, Setsuna inmediatamente atacó con su sable láser.

“¡¡TE TENGO!!” gritó Saachez mientras sacaba a uno de los sables láser del Exia con una habilidad hacia arriba del brazo derecho de su MS.

‘Ese movimiento…’ pensó Setsuna sorprendido al reconocer uno de esos movimientos que utilizaba Saachez en el pasado para desarmarlo durante sus sesiones de entrenamiento de cuchillos. Con un gruñido, golpeó al Suit enemigo con su otro sable láser sólo para que lo sacará del agarre del Exia como el otro. Fue entonces que el Exia desenfundó rápidamente su hoja GN cuando el Astray retrocedió.

“Mierda, ¿cuántas espadas tiene esta cosa?” se quejó Saachez en voz alta. “Bah, no importa.” Con eso, volvió a la ofensiva, pero en lugar de apartarse del camino como antes, el Exia también se lanzó hacia adelante golpeando violentamente con la hoja GN, Saachez tuvo que realizar varias maniobras acrobáticas para evitar ser golpeado. Contraatacó con algunos golpes de la bayoneta pero el Exia esquivó el golpe y continuo con más golpes de la hoja GN.

“¡DÉJATE DE MOVERTE!” Saachez bramó antes de volver a cargar chocando sus cuchillas con las del Exia “¡Este es el fin!” El Astray continuó empujando su peso contra las armas bloqueadas obligando al Gundam a retroceder. Mientras trataba de mantener al Gundam en pie, Setsuna podía escuchar una voz mientras los recuerdos en su pueblo natal seguían plantando su mente.

“Para… ¡Soran!” una mujer rogó, sollozando tratando de contener las lágrimas mientras acunaba a su marido recién fallecido. También miraba totalmente horrorizada hacia su agresor.

“¿Por qué…?” preguntó la mujer entre sollozos aún mirando a su agresor quien permaneció en silencio apuntando su pistola a la cabeza de la mujer.

“¿Por qué…?”

Su agresor, su propio hijo de 9 años, continuó guardando silencio con una mirada carente de emociones. Después de un momento, Soran habló.

“Dios lo quiere. Esto es por la voluntad del Señor…”

Y con esas palabras, Soran apretó el gatillo.

¡¡¡BOOOM!!!

Fin del flashback

Setsuna dejó escapar un breve jadeo de desesperación al recordar su momento más oscuro. Esa desesperación dio paso al dolor y luego a la rabia.

“¡¡AAAAAAGGGHHH!!”

De repente la cavidad central en el torso del Gundam comenzó a brillar muy intensamente. Una luz blanca cegadora brotó de ella cuando la espada GN pasó por la bayoneta del haz y cortó la sub-ametralladora del haz.

“¿¡Qué!?” gritó Saachez sorprendido antes de soltar el arma y saltar hacia atrás, que para ese momento, la espada GN rebano la sub-ametralladora y cayó al suelo en 2 pedazos.

“Joder, esto no me lo esperaba…” habló Saachez entre quejido. “Así que eso es lo que pueden hacer los Gundams.”

El Exia guardó sus armas y se enderezó para curiosidad del mercenario. Él lo estuvo mirando con cuidado hasta que vio algo extraño que le llamó la atención. La forma verde del pentágono de la frente del Gundam empezó a parpadear de repente.

“¿Qué es esto…?” se preguntó extrañado. “¿Qué salga de mi cabina? Oye, ¿tú quién te has creído que soy?” pregunto entre burlas como si lo viera como una broma pesada.

Entonces su carácter burlón desapareció y fue reemplazado por una de confusión al ver como la escotilla de mando en el torso del Exia empezó abrirse para sorpresa de Saachez.

Ubicación: Sala de control - Mansión Mei

“¡El Exia está abriendo la escotilla!” Christina aviso con urgencia.

“¿¡Qué!?” exclamó Sumeragi incrédula.

Cabina del Dynames

“¡Setsuna!” exclamó Lockon también sorprendido.

Con Setsuna y Saachez

Saachez todavía estaba observando confundido como la cabina se abría frente a él como si el piloto quisiera salir de verdad. Él miró esto con diversión.

“¿De verdad vas a salir?” se preguntó así mismo desconcertado. Él vio como la figura azul del piloto emergió de la cabina y Saachez observó con curiosidad. Él amplió un poco la pantalla y vio más de cerca al piloto. “Por el aspecto que tiene, yo creo que debe de tratarse de alguien muy joven. Seguramente un adolescente.” dedujo Saachez mientras seguía estudiando el aspecto del piloto. “Qué interesante…”

Saachez apretó un botón en la consola lateral, y su cabina también se abrió. Saachez también emergió de su cabina y ambos pilotos se quedaron mirando de pie frente a frente separados por una distancia de varios metros. El silencio entre ambos era un poco intenso como ambos se seguían mirando entre sí para estudiarse.

“¿¡Y bien…!?” gritó Saachez rompiendo el silencio. “Ya he salido, ¿qué asunto tienes conmigo?”

“¿¡Eres tú Ali Al-Saachez!?” pregunto Setsuna tras un momento de silencio. De pronto, los ojos de Saachez se agrandaron de sorpresa al escuchar que este tipo conocía su antiguo nombre.

“¿¡Cómo sabes mi antiguo nombre!?” cuestionó casi a la defensiva Saachez. Al instante, Setsuna entrecierra los ojos al confirmar por fin que el hombre que estaba frente a él a varios metros se trataba de Ali Al-Saachez, el hombre al que tanto odiaba con cada fibra de su ser. Sin dudarlo, Setsuna sacando su pistola y apuntando a Saachez, pero éste último se había anticipado y sacó la suya casi al instante.

“Oi, oi, ¿qué diablos significa esto? ¿Para esto me has hecho salir?” pregunto Saachez mientras seguía apuntando su arma hacia Setsuna quien gruño frustrado por esto. Debió de haber sabido esto.

“Por tu reacción y el hecho de que conozcas mi nombre, deduzco que tú y yo debemos de conocernos.” comentó Saachez sin dejar de apuntar su arma hacia Setsuna. “¿Quién eres y de que me conoces?” pregunto Saachez. “¿Qué tal si te quitas ese casco y me muestra tu cara, ¿eh?”

Setsuna no quería revelar su cara a ese bastardo después de 7 años y solo se limitó a seguir apuntando su arma hacia Saachez. Entonces el recuerdo de su madre rogando hizo eco en su mente y el coordinador kurdo apretó más los dientes cuando sus dedos estuvieron a punto de apretar el gatillo y Saachez estaba apunto de hacer lo mismo.

Sin embargo, antes de que cualquiera de los 2 pudieran disparar, un haz láser rosado se interpuso entre los 2, distrayendo a Setsuna mientras Saachez aprovechó su oportunidad para meterse dentro de su cabina. Cerca de allí estaba el Dynames con el rifle francotirador apuntando en su dirección.

“¡Fallaste, fallaste!” canto Haro.

“¡Claro que no!” replicó Lockon hacia su mascota robótica. “Si hubiera querido darle en el blanco, me arriesgaría a darle a Setsuna también.”

El Dynames continuó disparando 3 andadas de advertencia hasta que el Civil Astray comenzó a alejarse del Exia en el aire. “¡Ya se está alejando!” Está vez Lockon apuntó a matar, pero para su consternación, el Astray se alejó rápidamente hacia el horizonte. Cuando Setsuna regreso a la cabina y encendió los sistemas, fue inmediatamente recibido por un canal de comunicación del Dynames.

“Setsuna, ¿que-

“¡Ya hablaremos de esto más tarde!” interrumpió Sumeragi de repente antes de que Lockon pudiera hablar. “De momento, ve a ayudar al Virtue y al Kyrios. Vamos a abortar la misión.”

“Recibido.” contestó Setsuna antes de poner en marcha su Gundam junto al Dynames en dirección hacia la ubicación de los otros 2 Gundams.

Mansión Liu Mei

“Transmitir el mismo mensaje al Kyrios y al Virtue, estamos iniciando la fase seis.” ordenó Sumeragi a Feldt quien de inmediato comienza a trabajar en ello.

“Maldita sea…” murmuró en voz baja para sí mismo. “Gracias a ese niño todo el plan de la misión ha sido alterado. ¿En qué estaría pensando?”  

Entre tanto Wang Liu aún estaba desconcertada por este extraño acontecimiento. “¿De verdad abrió la escotilla de su cabina en medio de una batalla?” preguntó mirando a Long.

“¿Por qué haría eso?”

Base aérea moraliana

En una base con Mobile Suits propiedad del PMC, Tieria estaba en posición de disparar los hangares, pero los Suits estacionados allí lo tenía inmovilizado con números absolutos y fuego combinado de sus rifles.  

“Esparciendo partículas de alta densidad en todas direcciones.” declaró Tieria cómo activo la barrera GN haciendo que los disparos de la facción enemiga fueran restringidos por la barrera, permitiendo a Tieria cargar su bazuca GN sin ser molestado. Segundos después, el bazuca dispara el poderoso y grueso haz que vaporizo por completo al escuadrón enemigo por completo. Entre tanto, una unidad de Hellions de la AEU trataron de atacar al Gundam voluminoso indefenso pero el Kyrios los interceptó casi a todos con sus fusiles GN mientras los supervivientes salieron huyendo.

“¡Tieria, parece que Setsuna a alterado el plan!” declaro Allelujah a su compañero Meister quien esté último no parecía estar de buen humor.

“Silencio, no digas nada más.” declaró Tieria de manera neutral ocultando su ira y frustración. “No quiero saber nada del tema.”

Cuartel general de Moralia

En la sede militar moraliana, la situación era frenética, ya que todos luchaban por mantenerse al día con la afluencia de informes de combate.

“¡Hemos perdido el contacto con el tercer escuadrón aéreo!” aviso un oficial de comunicación.

“¡La red de comunicación se ha atascado,no podemos determinar la situación!” aviso otro operador.

El comandante de la base volteo a su lado para mirar al oficial a cargo del CIC. “¿Cuál es el informe de daños en nuestras fuerzas?”

“Enormes. Perdimos treinta y dos Mobile Suits. La AEU veintiséis y ZAFT solo quince.” informó al comandante quien casi retrocedió en shock.

“¿P-perdimos casi la mitad de nuestras fuerzas en menos de dos horas?” pregunto incrédulo el comandante.

“Bueno, creo que ahora tenemos una posibilidad de vencerlos.” dijo el oficial al mando de los operadores llamando la atención del comandante. “En este mismo instante, el escuadrón especial de ZAFT, conocido como el Escuadrón G va a iniciar su movimiento sobre ellos para interceptarlos.”

El comandante solo miro un poco confundido al oficial al cargo en cuestión a lo que se refería.

Con los Gundams Meisters

Los 4 Gundams se abrieron paso a través de un largo cañón, volando en un solo archivo mientras se retiraban. El Kyrios al frente seguido por el Dynames, Exia, con el Virtue en la parte trasera.

“Jamás pensé que tendría que volver atravesar una ruta tan estrecha como está.” se quejó Allelujah mientras continuaba la marcha.

“No te quejes, hombre.” respondió Lockon hacia su compañero. “El enemigo se está enfocando en los puntos que experimentan una fuerte interferencia electromagnética. Es esencial que el enemigo no sepa dónde estamos hasta que alcancemos el punto designado. Es necesario atravesar esta ruta. Contamos contigo, señor Navegador.”

Entonces el ala derecha del Kyrios cortó el costado del cañón y derribó varias rocas que casi le daban al Dynames de no ser por su piloto que evitó el accidente. “¡Oye,no hagas eso!”

“¡Idiota, idiota!” insulto Haro.

“Perdón.” contestó Allelujah con una pequeña sonrisa.

Entre tanto, Setsuna aún estaba reflexionando sobre lo que había ocurrido durante la batalla cuando se encontró con el hombre de su oscuro pasado.

‘¿Por qué él está aquí?’ pensó para si mismo. ‘¿Está trabajando para la PMC? Si ese es el caso, ¿dónde está su Dios?’

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando una señal de comunicación pitio en su monitor. Setsuna no se sorprendió cuando descubrió quién trató de comunicarse con él a pesar de que se trataba de la peor persona en la que no quería hablar sobre el incidente. Sin dudarlo, abrió el panel de comunicación para ser recibido por el piloto del Virtue quien no se veía nada contento con su compañero.

“Setsuna F. Seiei.” habló Tieria con gravedad en su voz. “Vuelve a ser otra acción imprudente y te juro que te derribaré ahora mismo.” amenazó con el mismo tono neutral.

“¿De verdad destruirás un Reactor Solar?” pregunto Setsuna sin inmutarse por el tono del Meister púrpura.

“Por el bien de proteger el secreto de los Gundams. Sí.” respondió Tieria sin dudarlo.

Entonces una nueva señal irrumpió en las cabinas de cada Gundam.

“Se detecta una nueva señal del enemigo acercándose hacia vuestra ubicación a veinte metros.” avisa Christina a través del videopantalla. “Se trata del… ¡Es el Minerva!”

Los ojos de cada Meister se abrieron con asombro al escuchar la mención de la nave de ZAFT. Pero eso no era su mayor preocupación, ya que para ellos era solamente conocido por contener uno de los MS idénticos a un Gundam (Gundam falso para algunos) que era uno de los 4 modelos principales del Proyecto Nuevo Milenio y que había logrado dañar al Exia una vez.

El Impulse…

Setsuna se quedó en silencio. Esta era el momento que estaba esperando. Por fin podía batirse con su enemigo al que tanto detestaba por ser un “Gundam falso” y vengarse por lo de Junius. A pesar de que al principio no era un oponente digno por no compararse con los movimientos y agilidad de su Gundam, Setsuna había admitido interiormente que su piloto, sea quien sea, se las había arreglado para dañarlo ferozmente, quitando una parte de su blindaje. Y pronto lo considero como una verdadera amenaza cuando escuchó más sobre sus capacidades en el Ptolemaios.

Pero pronto esas preocupaciones desaparecerá en el viento cuando demuestre el verdadero poder de un Gundam y dejé a su archinémesis en su lugar.

No pudo pensar más cuando escucho la voz de alarma de Christina. “¡Cuatro misiles aproximándose hacia vuestra ubicación!”

De pronto una fuerte explosión que resonó en el cañón y muchas rocas empezaron a precipitarse hacia abajo, justo en la ubicación de los Gundams.

“¡Mierda, un derrumbe!” gritó Lockon casi en pánico. “¡Todos fuera del cañón!”

Así los 4 Gundams emergieron fuera de la avalancha justo a tiempo pero allí en la superficie, los estaban esperando.

Puente de mando - Minerva

“¡Mobile Suits enemigos vistos!” anuncio Meryin anuncio cuando los Gundams abandonaron el cañón. “Son las cuatro unidades, capitana.”

Talía asintió mientras veía a los 4 Gundams mediante el videopantalla. “¡Lanzado al Escuadrón G de inmediato, que Rey y Lunamaria vayan primero!"
“¡Sí, señora!” asintió Meryin antes de volver a su puesto.

Entretanto, los Gundams Meisters vieron como 2 ZAKUs (uno rojo y el otro blanco) volaron hacia su dirección. Inmediatamente Lockon casi quedó perplejo al ver al rojo.

“Yo conozco a ese ZAKU.” dijo al recordar aquel Suit rojo en Junius cuyo piloto era una chica un poco joven. No pudo pensar demasiado cuando vio que los 2 ZAKUs apuntaron sus cañones Orthos y dispararon al unísono hacia sus objetivos, obligándolos a dispersarse en cada dirección. Haciendo esto, Rey condujo a su Phantom ZAKU hacia el Kyrios y luego desató un enjambre de misiles de su paquete de mangos. Allelujah se encontró presionado mientras interceptaba los misiles con sus vulcanos GN y esquivaba los haces láser del ZAKU.

“Ya no es divertido cuando alguien más te lo hace, ¿verdad?” comentó Rey mientras veía a su oponente en dificultades.

Lockon vio como el ZAKU rojo familiar se acercaba hacia él preparado para disparar. Pero antes Lockon trato de abrir un canal de comunicación con el piloto. “Eh, eh, eh, tranquila, ¿no me reconoces? Fui yo quien te salve la vida en Junius, ¿recuerdas?” habló Lockon con un tono nervioso. La cara del piloto apareció en el terminal de la cabina.

“Lo sé. Perdona por hacerte esto. No es nada personal.” declaró Lunamaria antes de disparar su Cañón Orthos. Desafortunadamente, cuando el haz del cañón casi había impactado sobre el objetivo, de pronto se dividió y se desvió en 2 direcciones opuestas. Lunamaria jadeo en shock al ver como repelió su ataque.

“Lo siento, lo que voy hacer tampoco es personal, ¿sabes?” declaró Lockon con un tono casi solemne.

“¡Nada personal, nada personal!” canto Haro en su sitio mientras Lockon se preparaba para disparar. Lunamaria solo miro horrorizada como su fin se aproximaba de no ser por 3 haces verdes que obligaron al Dynames alejarse un poco.

“¡Shinn!” gritó Lunamaria al saber de dónde venía esos haces. Pronto los Meisters vieron a través de sus pantallas digitales ampliadas al MS que se estaba acercando a la batalla y pronto lo reconocieron como la unidad que dio problemas al Exia.

“¿Ese es…?” jadeo Allelujah casi confuso.

“¡Es el Impulse!” término Lockon apretando los dientes. Setsuna entrecerró la mirada al ver a su archinémesis y por fin podía arreglar cuentas.

Shinn grito de ira mientras precipitaba al Impulse hacia el Gundam verde que estuvo apunto de acabar con uno de sus amigos más cercanos y disparó varios haces hacia él que logró esquivarlos con poca dificultad.

“Uff, es bueno.” suspira Lockon tras esquivar los ataques. “Yo me haré cargo de él.” declaró Tieria pero antes de que el Virtue entrara al combate, de pronto el Exia se adelantó primero y ambos Gundams enemigos se encontraron uno con el otro y finalmente ambos colisionaron sus respectivos sables creando un destello de chispas y partículas.

“¡Veo que por fin nos volvemos a encontrar! ¡Esta vez no habrá nadie que me impida hacerte pedazos!” gritó Shinn casi con ira mientras Setsuna mantenía la compostura como si ignoraba los gritos del piloto enemigo.

“¡Setsuna!” gritó Lockon preocupado por su compañero.

“Yo me ocuparé del Impulse.” la voz de Setsuna resonó en la cabina del Dynames. “Vosotros ir a por los siguientes.”

“No tenemos tiempo para lidiar con esto.” declaró Tieria antes de entrar en combate. “Yo destruiré al Impulse y-

No pudo terminar la frase cuando un pitido de alarma resonó en cada cabina de los Gundams lo que obligó a cada Meister mirar hacia arriba y ver otras 3 unidades acercándose. Pronto no tardaron demasiado en distinguir su forma y ver que eran diferentes al resto.

“¿Esos son…?” tartamudeó Allelujah primero.

“¡Imposible!” Lockon fue el siguiente. Tieria en cambio trato de hacer una mueca al ver a sus nuevos enemigos.

“Parece que ese niño lo a vuelto hacer.” gruñó con disgusto Yzak en el Duel.

“Supongo que no se puede evitar.” comentó Dearka con buen humor.

“El enemigo está casi frente a nosotros. ¡Tened cuidado, chicos!” ordenó Athrun mientras los 3 se separaban y cada uno eligió su oponente.

El Saviour se precipitó hacia el Kyrios disparando sus haces que por suerte lo evitó elevándose hacia arriba.

“¿¡De dónde salen estos…!?” exclamó Allelujah confundido.

“¡Apunta y dispara!” gritó Lockon antes de disparar 3 haces GN hacia el Blu Duel pero éste se las arregló para esquivarlos dejando sorprendido al Meister verde.

Dearka aprovechó su momento para disparar su cañón de viga sobre el Virtue pero éste último se defendió mediante la Barrera GN. Tieria gruñe un poco.

“¡Dearka, démosle su merecido a estos malnacidos!” gritó Yzak preparado para entrar en combate.

“¡Entendido!” respondió Dearka.

“Parece que al final tendremos que lidiar con ellos.” comentó Lockon preparándose para el combate.

“¡Mala suerte, mala suerte!”

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.