FANDOM


Este es el tercer capitulo de Pequeño Shinn-kun.

Sinopsis Editar

Los 3 pilotos se dispusieron en marcharse de este lugar y llegar a sus respectivos Gundams. Durante el camino, los 3 adolescentes se aseguraron de no encontrarse con tropas para llegar a sus respectivos Gundams y largarse de aquí ahora. Durante el trayecto, Athrun no podía dejar de pensar en lo que le ocurrió a Shinn. La verdad es que no podía explicarse así mismo con que tipo de formula se utilizo para rejuvenecer a un adolescente a un niño pequeño. La idea parecía bastante loca pero tenía que aceptarlo. Solo esperaba a que ese científico loco que ahora es su prisionero les diga el remedio para devolverlo a la normalidad. Ahora el otro problema es como explicar a la capitana Talia y al resto de la tripulación del Minerva lo ocurrido.

Finalmente los 3 pilotos adolescentes llegaron donde habían dejado sus Gundams. Cuando el pequeño Shinn miro con gran impotencia y asombro ante la enormidad y majestuosidad de esos gigantes de distintos colores, que parecía esas figuras de acción.

“¿Que es eso?” preguntó Shinn en voz baja mientras miraba al Impulse.

“¿Eso? Es un Gundam.” respondió Athrun volviéndose a Shinn.

“Gundam.” dijo Shinn con nostalgia.

Athrun miro al pequeño algo pensativo. No sabia si tenia miedo por la enormidad del mecha o si es que le resulto familiar. Él sabía que Shinn conocía perfectamente al Impulse como piloto y había vivido muchas aventuras con él.

Así que es posible que tenga algo de conocimiento.

Rey se subió a la cabina del Impulse y activo el piloto automático para conectarlo con los sistemas de navegación del ZAKU, para que pudiera seguirlo automáticamente. Luego se baja y vuelve a la cabina del ZAKU Phantom, Heine a su Goug Ignited y Athrun con Shinn al Saviour. 

Athrun se sentó en su asiento y puso a Shinn entre sus piernas y se puso el cinto de seguridad. Shinn no entendía lo que pasaba, acababa de entrar en lo que parecía en el estomago del Gundam y parecía como el monitor de un coche, por su volante, asiento y cinturón. Se pregunto si esto era un coche volador enorme con piernas, brazos y cabeza.

"¿Que va a pasar? ¿vamos a volar?" preguntó Shinn mirando curioso al piloto peli azul.

Athrun se volvió hacia el pequeño sonriendo. "Sí, Shinn. Vamos a dar un paseo por el cielo para ir a una nave."

Shinn no logro entender eso ultimo pero no tuvo tiempo para preguntar, como comenzó a elevar al Saviour al cielo junto con el Saviour y Impulse fuera del laboratorio. Luego el Impulse también se elevo automáticamente fuera del laboratorio. Dentro de la cabina del Saviour, Shinn se quedo flipado al ver por la ventana que era cierto que estaba volando.

Con esto, las demás fuerzas de ZAFT se elevaron más y se unieron a ellos para alejarse de la isla. Fue un momento después que en la cabina de Athrun recibió una llamada de una de sus tropas. Él reviso el mensaje y vio para su preocupación de que se trataba de Lunamaria. El joven de la FAITH todavía no sabía demasiado de la relación entre Shinn y el piloto del ZAKU Warrior, pero se notaba que eran buenos compañeros y algo cercanos como Rey. No quería saber cual era su reacción al ver como uno de sus camaradas fue convertido en niño y borrado la memoria. La idea de seguro que la horrorizaría bastante.

Como el sonido comenzó hacerse más fuerte dentro de la cabina, esto se hizo más molestoso para el pequeño Shinn. Athrun vio esto y decidió desconectar el comunicador. 

Cabina del ZAKU Warrior

 “¿Eh? ¿Me a cortado la comunicación?” preguntó Lunamaria incrédula preguntándose porque su comandante haría algo así. Ella intento abrir de nuevo el canal de comunicación varias veces, pero no pudo y se dio por vencida. Ella frunció un poco el ceño preguntándose que era lo que estaba pasando. Fue entonces que un segundo pensamiento le vino a la cabeza. 

¿Tendrá algo que ver con Shinn?

Cabina del Saviour

Athrun apenas podía sentir la frustración de su compañera piloto por no conseguir respuestas sobre el estado de su otro compañero, pero de momento no podía decirle todo acerca de lo que le había ocurrido a Shinn. Al menos de momento… 

Pasando 15 minutos desde que partieron de la base, de repente recibió otro comunicado. Al principió pensó que se trataba de Lunamaria o otros de sus compañeros hasta que vio la inscripción en el panel y esto le hizo tensar bastante. 

Talia Gladys.

Tanto Rey como Heine también estaban en una perdida de palabras al ver que su capitana los estaba llamando ahora seguramente para saber como les fue con la misión y si tuvieron éxito en recuperar al Impulse y su piloto. Aún estaban en un debate en como explicarle lo que le ocurrió al joven piloto y realmente no querían ver su reacción en una persona tan formalmente como ella. 

El silencio fue realmente intenso en la cabina del Saviour, bueno de no ser por el pitido del sistema de comunicación, Athrun trataba de tomar una decisión al respecto. Fue en ese momento que otro enlace de comunicación se conecto con él para darle la respuesta. 

“¿A qué esperas? Habla con ella de una vez.” insistió Heine en la otra línea. 

“Lo se, pero no se si debería decirle lo que encontramos ahora.”

Entonces la cara de Rey apareció en el lado posterior en el terminal de la cabina. 

“Athrun, entiendo perfectamente tu situación, pero como comandante deberías darle un informe de inmediato y optar no contestar a la capitana ahora, ¿entiendes?” respondió Rey de manera tranquila como siempre pero con un tono profesional. Entretanto, Shinn al lado del asiento de Athrun, solo podía observar con confusión y curiosidad por la conversación que estaban dando los adolescentes sobre algo como capitana, y no se que, pero parecía importante. 

Tras una breve discusión, Athrun finalmente cedió y decidió enfrentar a la capitana y al resto del personal del Minerva sobre el resultado de la misión y lo que le ocurrió al piloto del Impulse. Solo podía imaginarse la reacción de la capitana profesional y del resto al ver a un Shinn rejuvenecido en sus 8 años como si nada de manera un poco cómica. Algo que no quería ver. 

Dejando a un lado esos pensamientos, el piloto de la FAITH abrió el enlace de comunicación con la nave y la imagen de la capitana Talia y de su asistente personal, Arthur Trine, aparecieron. 

Ya era hora de que abrieras el canal. ¿Por qué no trataste de comunicarme desde que salieron?” habló Talia desde la otra línea. 

Athrun apenas trago saliva al darse cuenta de que es cierto de que ella había tratado de comunicarse con ellos desde hace un rato, pero él había decidido no contestar sobre el tema ya que todavía no quería ver su reacción ante lo que encontraron. Sin embargo, sabía que no podía ocultarlo por mucho tiempo ya que tenía pensado en enseñárselo en cuanto regresaran a la nave, pero parecía que ella quería saberlo de inmediato incluso antes que personalmente. 

Perdona por no haberla avisado antes, pero la misión a sido todo un éxito, y recuperamos tanto el Impulse como su piloto.” hablo Athrun desde la otra línea. 

La capitana asintió con la cabeza un poco satisfecha por la noticia, pero aún faltaba una cosa. 

“Bien, me alegra de que todo haya salido bien, pero todavía no entiendo porque no me lo notificaste antes.” 

La cara de Athrun se tenso ligeramente en la pantalla al intentar buscar una excusa razonable, algo que no es propio de él incluso con el personal militar.

Uh, no queríamos correr el riesgo de que el enemigo detectaran nuestra frecuencia, así que decidí esperar a que nos alejáramos bastante.

Entretanto, en la cabina, Shinn no pudo evitar observar la nueva conversación que tenía el adolescente peli azul con la imagen de una mujer aparente en una pantalla pegada en el terminal. No paraba de preguntarse que quien era o que relación tenía con él.

¿Y cómo se encuentra Shinn en estos momentos?” preguntó Talia a cambio. 

Athrun se tenso una vez más, mientras el pequeño Shinn parecía prestar más atención cuando escucho su nombre mencionado, lo que le hizo acercarse un poco más. 

“Ah, bueno, Shinn esta-

De repente la cabeza del niño se asomo por la pantalla de la cabina, teniéndola en vista en todo el puente de mando, y la capitana y su ayudante retrocedieron en shock en sus respectivos lugares. 

“¡Shinn!” grito Athrun mientras cogía a su pequeño compañero en miniatura por la cintura y lo apartó pero sin bajarlo al suelo. “¿¡Qué crees que estas haciendo!?”

“¿Quien es esa mujer? ¿Tu madre?” preguntó Shinn con un tono inocente. 

Sin querer contestarlo, Athrun lo baja donde estaba antes, y luego se volvió hacia la pantalla donde veía las caras de sus superiores muy tensas. De hecho, todo el puente estaba en una perdida de palabras cuando vieron la cara de un niño que de alguna manera se parecía un poco al piloto del Impulse. Athrun no podía evitar ponerse nervioso al ver sus reacciones. 

“Ah… yo…  bueno, se que esto es difícil de creer, pero mejor os lo explicare en cuanto vuelva.” 

Y así corta la conexión con el Minerva, y luego suelta un suspiro cansado mientras se recostaba en su asiento. Casi podía escuchar algunas risas, seguramente de Heine, por lo que frunció un poco el ceño. En cuanto al pequeño, solo ladeo la cabeza sin comprender lo que había ocurrido. 

Alrededor de unos minutos el equipo finalmente regresaron a la poderosa nave de ZAFT flotando sobre las aguas, y Shinn no podía decir que estaba demasiado impresionado al ver al imponente buque de guerra espacial de color gris y reflejos rojos. Vio como el MS donde montaba él y Athrun y los demás descendieron y se trasladaron a la parte trasera de la nave, y luego una enorme puerta se retiraron para mostrar el interior de la nave, siendo lo suficientemente espacioso para caber un grupo de MS. Shinn se preguntó si iban a abordar la nave. 

No tuvo que preguntarlo cuando noto que el Saviour fue el primero en acercarse a la entrada recién abierta y descendió sobre una pasarela que sobresalía de la entrada, y empezó a caminar a ‘pie’ por ella hasta llegar al interior. Shinn observo más el interior y comprobó que definitivamente era demasiado grande para que quepara todo el grupo de MS que vio antes. Apenas hubo presencia de gente, excepto un grupo de personas vestidos de uniformes verdes apartados de la trayectoria del Gundam rojo observando. Fue después de un pequeño paseo que el Saviour se detuvo en una esquina, y dentro de la cabina, su piloto desactivo el motor. Luego noto que los otros MS idénticos también aterrizaron adentro y caminaron al interior hasta detenerse en una posición cercana donde se encontraba parado el Saviour, donde lo cual no volvieron a moverse. Shinn solo miraba confuso preguntándose que iban a hacer a continuación. No tardo demasiado cuando Athrun se volvió hacia él. 

“Shinn, ahora mismo vamos a bajar.” 

El niño oji rubi simplemente lo miro confuso. 

“¿Para qué?” 

“Ah, por qué es mejor que te vea un médico primero.” respondió Athrun sin estar realmente seguro de decirle eso.

El niño solo parpadeó sin entender. ¿Este barco es un hospital o algo?

Lunamaria Hawke fue la primera en bajar de su ZAKU Warrior y fue recibida por Yolan y Vino ansiosos por interrogarla para saber como fue todo y si lograron salvar al piloto del Impulse.

“Hey, ¿cómo fue todo?” preguntó Yolan. “¿Lográsteis salvar a Shinn?”  

Lunamaria se quito el casco antes de responder con poco malestar.

“No lo se todavía.”

Los 2 jóvenes mecánicos se encogieron ligeramente por el tono de la siempre alegre y social Luna, y no entendían lo que pasa.

“¿Qué quieres decir?” fue Vino el siguiente en preguntar.

“Justo después de eliminar las defensas de la base, me ordenaron quedarme ahí afuera para vigilar mientras Athrun, Rey y Heine se metieron adentro para investigar y buscar a Shinn.” empezó contar Lunamaria su relato mientras observaba al Impulse parado con el Phase Shift desactivado. “Espere en mi ZAKU durante un rato entero hasta que recibí el informe de que volvieron y que nos prepararan para regresar al Minerva con el Impulse en modo automático, pero no me dijeron como estaba o si encontraron Shinn.”

“¿No te dijeron nada de Shinn?” preguntó Vino un poco preocupado.

“Dijiste que el Impulse estaba en modo automático, ¿no?” fue el siguiente Yolan. “Entonces, ¿eso quiere decir que Shinn no lo pilotaba?”

La piloto peli violáceo sacudió un poco la cabeza en respuesta antes de seguir relatando. “Trate de contactar con Athrun o con cualquiera que me pudieran explicar que era lo que había pasado, pero ninguno de ellos quisieron responderme.” ella frunció el ceño por la falta de información y como sus compañeros la ignoraron como si nada.

Los 2 jóvenes mecánicos empezaron a preocuparse demasiado por lo que le hubiera pasado al joven piloto del Impulse si de verdad él no era quien estaba pilotando el Impulse y Lunamria no había recibido información al respecto, por lo que solo podían pensar en lo peor. Lunamaria también se veía preocupada por esto y también temía que algo malo le podría haber ocurrido a uno de sus compañeros en su ausencia como prisionero antes de que vinieran a salvarlo. Fue entonces que del ZAKU Phantom y el Gouf Ignited salieron Rey y Heine respectivamente, y Luna no tardo demasiado en acercarse a ellos para pedir respuestas directamente. 

“Muy bien, ¿se puede saber que diablos habéis estando haciendo allí dentro?” interrogo Lunamaria alcanzando a los 2 pilotos masculinos con malestar. “¿Por qué ninguno de vosotros me habéis hablado cuando pregunte como estaba Shinn?”

Ninguno de los 2 dijo algo al respecto ya que aún estaban superando lo que encontraron allí dentro y vieron lo que le hicieron a Shinn. Fue en ese momento que los 2 mecánicos se unieron a Luna para pedir respuestas. 

“Es verdad, ¿qué le ocurrió a Shinn?” preguntó Yolan. “¿Esta con vosotros?”

“Sí, por suerte esta vivo y coleando.” respondió Heine con un poco de seriedad en contraste con el buen humor que siempre tenía. 

“Él esta en el Saviour con Arhrun.” fue Rey el siguiente en responder. 

“¿Con Athrun? ¿Por qué?” preguntó Lunamaria curiosa. 

Ninguno de los 2 pilotos le ofrecieron una respuesta ya que no sabían como explicarles algo que no estaban acostumbrados a ver como hacer que un adolescente volviera a su juventud de niño. El ambiente fue igual de incomodo como Luna y los mecánicos aún estaban esperando una respuesta hasta que el piloto del Phantom decidió romperla con;

“Miralo tú misma.” 

Y con esas palabras, ignoro a la multitud y giro sobre sus talones para dirigirse hacia el Saviour, dejando una Luna totalmente confusa e insatisfecha. Ella no entendía porque uno de sus compañeros quiso contarle lo que había sucedido, eso hasta que giro su atención hacia Heine quien era más sociable que Rey. 

“Tú me lo puedes decir, ¿verdad?” pidió Lunamaria hacia el peli naranja. “¿Qué fue lo que le paso a Shinn?”

Heine aún estaba un poco dudoso de contarles lo que encontraron allí, pero no soportaba ver las caras angustiadas y preocupadas de Luna y los 2 mecánicos ya que eran amigos cercanos al piloto del Impulse, por lo que decidió darles pocos detalles hasta que lo vieran con sus propios ojos. 

“Veréis, justo cuando abordamos la base, nos guiamos con el GPS para darnos la ubicación exacta de Shinn.” contó Heine. “Al principió pensamos que nos guiaría hacia los calabozos donde encerraban a los prisioneros de guerra, pero se hizo evidente que no nos llevo allí y terminamos en una especie de laboratorio o algo.”

“¿Laboratorio?” preguntó Vino confuso. 

“Sí. Allí es donde lo encontramos inconsciente.” continuo Heine sabiendo que no debería revelar gran cosa sobre aquello. “Por lo visto no lo torturaron o interrogaron como cualquier soldado de la Alianza haría con un coordinador, simplemente fue utilizado como una ‘rata de laboratorio’ por un científico chiflado.” 

Las expresiones de Luna y los jóvenes mecánicos se horrorizaron al escuchar que su compañero lo habían convertido en un objeto de experimentos, y a saber que tipos de cosas horribles hicieron. 

“¿¡Lo dices en serio!?” preguntó Yolan sin creerlo. Heine solo asintió sin decir nada más. “¿Y-y cómo esta? ¿Qué le hicieron?” 

Antes de que el peli naranja pudiera dar su respuesta, de repente todos escucharon como la cabina del Saviour se abría, y vieron como el piloto descendía por la cucaña. Lunamaria decidió ignorar a Heine y fue directamente hacia donde bajaba Athrun para pedir respuestas. 

Una vez que el miembro de la FAITH piso suelo fue inmediatamente recibido por una Luna preocupada. 

“Comandante, ¿se puede saber que estaba pasando aquí? Heine me contó lo que le ocurrió a Shinn, pero no me dijo como estaba.”

“Es verdad, dijo que estaba en tu cabina, ¿no?” Yolan y Vino se unieron a Luna para saber respuestas también. Athrun solo se quedo mirando incomodo las caras de Luna y los mecánicos, y la verdad es que no sabía que contarles al respecto sobre esto. 

“¿Donde esta Shinn?” preguntó una vez Luna preocupada. 

El piloto del Saviour aún se abstenía de contestarle, pero no tenía más remedio teniendo en cuenta de que tenía a Shinn justo detrás. 

“Ah, esta justo detrás de mí.” respondió Athrun señalando vagamente con su dedo lo que parecía ser su pie. Luna y los mecánicos parpadearon confusos sin entender que significaba eso. 

Para no aumentar más esta tensión incomoda, Athrun se movió a un lado revelando lo que tenía justo detrás, siendo para gran sorpresa de los demás, a un niño pequeño de unos 8 años, pelo negro y llevaba vestido con un traje espacial rojo de ZAFT que le quedaba muy grande. Todos reaccionaron en shock ante esto. El pequeño niño estaba tan asustado por sus reacciones que se escondió detrás de los pies de Athrun de nuevo. 

“¿D-de donde has sacado ese niño?” preguntó Yola totalmente perplejo mientras señalaba al niño medio escondido en las piernas de Athrun. “¿Y no lleva él el uniforme de piloto?” 

Demasiado nervioso para responder, Athrun solo podía ver las miradas perplejas y confusas de Luna, los jóvenes mecánicos y el resto del personal en el hangar quienes habían decidido ver lo que estaba pasando y todos se veían demasiado confundidos por esto. Athrun ladeo un poco la cabeza en busca de ayuda de los que sabían que había ocurrido, pero solo se encontró con un Rey con su expresión habitual y Heine tratando de reprimir unas risas. 

Athrun frunció el ceño por la falta de ayuda y decidió terminar con esta tensión él mismo. Cogiendo a Shinn entre sus manos, se volvió hacia los demás. 

“Lo siento, debo de informar de esto a la capitana de inmediato.” Y con eso, se abre a paso entre la multitud confusa y sale del hangar. Luna y los demás estaban demasiado confusos por lo que vieron y no entendían porque había un niño pequeño en la cabina de Athrun con un traje de piloto rojo… a no ser que… 

“Pues bien, pues es eso lo que le a ocurrido a nuestro pequeño amigo.” hablo Heine para romper el silencio. Por supuesto, su respuesta no fue bien recibida cuando el hangar se lleno de los ecos de jadeos de Luna y los mecánicos. 

“¿¡Qué!? ¿Estas diciendo que ese niño es Shinn!?” preguntó Yolan totalmente incrédulo. 

El piloto del Gouf Ignited solo pudo asentir con una sonrisa en respuesta antes de que él también decidiera irse a reunirse con Athrun. En eso, le siguió Rey. 

“Si quieres conocer más detalles, mejor ve tu también a la sala de la capitana.” Y con eso, él también va. A pesar del todo el estado de confusión en el hangar, Luna no perdió el tiempo en seguirlos para enterarse de lo que estaba ocurriendo. 

Pasillos

El joven piloto rejuvenecido miro estando entre los brazos de Athrun a su alrededor para saber el tipo de ambiente en el que se encontraba, pero no podía reconocer absolutamente nada. Habían pasado casi nada desde que atracaron en el interior de la nave, y todavía no le habían dicho a donde se dirigían en estos momentos. 

“¿A donde vamos?” preguntó de nuevo Shinn levantando un poco la cabeza para mirar a Athrun. 

“A que te vea la capitana.” respondió Athrun mientras seguían caminando. 

“¿Capitana?” preguntó Shinn un poco confuso sin entender quien era esa persona apodada ‘capitana’. 

“¿Recuerdas a la mujer con la que estaba hablando antes? Pues ella es mi capitana, es decir mi jefa.” explico Athrun.

“¿Es tu madre o algo?” preguntó de nuevo Shinn.

“No.” riño el peli azul un poco mareado utilizando un tono para hablar a un niño pequeño. 

Por suerte para Athrun, Shinn ya no pudo interrogarlo más cuando ambos se pararon frente a la entrada de la sala de la capitana. Shinn solo se quedo mirando sin entender que iban a hacer, mientras que interiormente Athrun soltó un suspiro cansado.

Esto iba a ser un día muy largo.

Unos minutos más tarde

La capitana Talia Gladys era considerada como una mujer profesional con una mente abierta y atenta, siempre manteniendo la calma ante ciertas situaciones peligrosas. Razón de aquello que fue elegida como capitana del Minerva de parte del presidente Durandal. 

Era un hecho que gracias a su liderazgo para mantener a la tripulación trabajando eficientemente y a sus combatientes, que el Minerva supero varios retos incluso en su primer vuelo no oficial, por lo que todos la vieron como una oficial bastante competente. 

Sin embargo ni ella y su torpe asistente adjunto, Arthur Trine, no estaban preparados para recibir una inesperada sorpresa de parte del resultado de la misión. Justo enfrente de es escritorio personal estaban los 3 de pie Athrun, Rey, Heine y por ultimo, el tema principal del problema que causo una grata confusión en el puente mientras contactaban con Athrun, una versión más joven de Shinn escondido detrás de las piernas de Athrun. 

“A ver si lo e entendido bien.” hablo finalmente Talia corrigiendo todo lo que le habían contado el equipo de rescate en su misión. “Cuando os infiltrasteis dentro de aquella base, lograsteis encontrar a Shinn rastreándolo a través del chip en su traje en medio de un laboratorio en vez de encerrado en una celda, ¿cierto?” Ella recibió un asentimiento de parte de Athrun. “Y cuando lo encontraron ya estaba en ese estado, ¿no?” dijo la ultima frase mirando aún más al niño escondido. 

“Por lo que me has contado, Rey, Shinn fue utilizado como un conejillo de indias por un científico chiflado llamado Dr. Kenshi Dokuma, quien experimento con él, ¿no?”

“Sí. Es evidente que él fue el responsable de lo que le ocurrió a Shinn.” reporto Rey de manera uniformalmente. “Todavía desconocemos como, pero me tome la libertad de tomar datos y documentos sobre las investigaciones del Dr. Dokuma, y es probable que encontremos un remedio para esto.”

Talia asintió algo satisfecha al escuchar eso antes de volver al tema de Shinn. 

“Cuando él despertó, dices que no recordaba nada de lo que había ocurrido, y ni siquiera os reconoció, ¿no?”

“No. Parece que también le hicieron borrar la memoria y por el modo en que estaba actuando, parece que actúa como cualquier niño de su edad.” reporto también Athrun echando un rápido vistazo a la forma juvenil del piloto del Impulse. Talia asiente al procesar esa ultima información un poco satisfecha puesto que si es cierto que uno de sus mejores pilotos (aunque menos preferido de Talia) no solo le han encogido el cuerpo a un estado infantil de 8 años, sino que también le borraron la memoria (que es más decente que en comparación con lo primero) esto podría representar un problema muy mayor si no encontraran un remedio para esto, además de como iba a explicarle esto a Durandal y al resto del Consejo Supremo sobre esto.

El silencio fue incomodo en la sala tras el fin del reporte, y Athrun solo podía pensar nerviosamente que era lo que diría a continuación su capitana, pero al menos tenía otra cosa que decir. 

“Esto, se que todo esto es confuso y complicado incluso para mí, pero yo creo que sería mejor llevar a Shinn a la enfermería para que lo atendieran y ver si encuentran algo.”

“Estoy de acuerdo. Muy bien, llevadlo allí inmediatamente.” respondió Talia con un asentimiento. 

Athrun y los demás también dieron su asentimiento obediente antes de coger nuevamente al piloto chibi y giraron sobre sus talones para salir del camarote. 

Sin el conocimiento de todos, Lunamaria había estando escuchando a escondidas desde el otro lado de la puerta cerrada del camarote y había escuchado todo el reporte que dieron Athrun y los demás a la capitana, y no podía evitar estar tan sorprendida por lo que escucho. 

¿El niño que vio detrás de las piernas de Athrun era realmente Shinn quien habían experimentado con él para convertirlo en lo que acababa de ver? Y no solo eso, también le habían lavado el cerebro para creer que era un niño haciéndole olvidar todo sobretodo a ella. En el fondo le dolía un poco el hecho de que uno de sus compañeros más cercanos le haya olvidado a ella y los momentos que pasaron juntos en la academia, pero todavía estaba un poco confusa. Ella había recuperado algo de esperanzas al escuchar que Rey era probable que tuviera un remedio para hacerle volver a la normalidad. 

Ella no pudo pensar más cuando la puerta del camarote se abrió automáticamente haciendo que ella se tambaleara por el susto al ver a Athrun y los otros 2 pilotos masculinos. 

“Lunamaria, ¿qué hacías expiando?” preguntó Rey no muy curioso. 

Inmediatamente, Luna se tenso y se puso muy nerviosa al descubrirla. 

“No, nada, es que yo solo quería saber lo que estaba pasando, y decidí escuchar toda la conversación.”

Antes de que cualquiera pudiera seguir preguntándola, Luna se puso de pie y se fijo en el Shinn en miniatura entre los brazos de Athrun. 

“¿De verdad ese es Shinn?” preguntó Luna perpleja. “¿De verdad es cierto lo que le hicieron?"

“Pues sí, Lunamaria. En estos momentos voy a ver si puedo encontrar una cura para esto.” respondió Rey un poco estoico antes de irse hacia su camarote. Una vez que se fue, Athrun fue el siguiente en irse y se dirigía hacia la sala médica acompañado por Heine y Luna. 

Fin del capitulo Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.