FANDOM


Línea 250: Línea 250:
 
“Por lo visto nadie sabe algo del paralelo de esos 2 titanes.” dijo la voz de Tieria para decepción de Setsuna. “Tal como dije antes, ambos aparecieron repentinamente de la nada y desaparecieron de la misma manera, y no se han vuelto a ver. Para poder identificarlos, llamaron al de 60 metros, el Titán Colosal, y el posee una coraza blindada, el Titán Acorazado.”
 
“Por lo visto nadie sabe algo del paralelo de esos 2 titanes.” dijo la voz de Tieria para decepción de Setsuna. “Tal como dije antes, ambos aparecieron repentinamente de la nada y desaparecieron de la misma manera, y no se han vuelto a ver. Para poder identificarlos, llamaron al de 60 metros, el Titán Colosal, y el posee una coraza blindada, el Titán Acorazado.”
   
=== En construcción... ===
+
“¿Eso es todo lo que has descubierto?” preguntó Setsuna pensando si eso era todo lo que tenía que contar. 
  +
  +
“No exactamente.” respondió Tieria poco después. “De hecho, mientras te contaba la ultima parte, descubrí una serie de pergaminos que relataban lo que ocurrió recientemente hace unos meses antes de que nosotros llegáramos aquí.”
  +
  +
Setsuna puso atención y espero a que Tieria hablara. “Por lo visto, después de 5 años desde la perdida del Muro María, el Titán Colosal volvió a aparecer por segunda vez justo donde estamos ahora, en Trost. La forma en que apareció fue exactamente como hace 5 años, y nada más aparecer dio una fuerte patada sobre el muro creando otro boquete para luego desaparecer como había aparecido antes.
  +
  +
A diferencia de lo que había ocurrido en Shiganshina, los soldados estaban preparados para este evento, pero a pesar de ello, no pudieron evitar que los titanes penetraran en la ciudad provocando una masacre por los alrededores. Por lo visto, unas horas antes de que apareciera el Titán Colosal, el Cuerpo de Exploración se encontraba en una expedición fuera de los muros y no se habían percatado de lo que había ocurrido hasta horas más tarde, por lo que la guarnición era la única fuerza de defensa de la ciudad encargadas de contener a los titanes y evacuar la población.
  +
  +
La batalla fue abrumadora para la Guarnición y los titanes estuvieron a punto de alzarse con la victoria de no ser por la aparición de un elemento misterioso.”
  +
  +
“¿De que?” preguntó Setsuna arqueando una ceja.
  +
  +
“Por lo visto, en medio de la batalla apareció un misterioso titán que había empezado a atacar a otros titanes hasta matarlos, y eso era bastante inusual, ya que dejáme decirte que a diferencia de los seres vivos como humanos o animales, los titanes nunca se habían peleado unos a otros ya sea por matar, territorio, comida o canibalismo, por lo que este caso era completamente diferente y extraño.”
  +
  +
A Setsuna le costaba creer esto. Esas abominables bestias devora-hombres no se matan entre si, y eso no era nada natural, ya que eso era común en todos los seres vivos quienes siempre se veían obligados a luchar entre si por su propia supervivencia. Sin embargo estas criaturas no lo hacen, y su único medio de supervivencia es simplemente devorando a sus semejantes más pequeños, o eso parecía.
  +
  +
“A parte de eso, no atacaba a los humanos y simplemente ataco a los demás titanes quienes estos últimos también atacaban a este con intenciones de devorarlo. Por lo visto aquel titán logro acabar con 20 de ellos antes de caer agotado, y fue entonces que de la nuca de ese titán emergió un chico humano...”
  +
  +
Esta vez el Meister azul no pudo contener su sorpresa y curiosidad al oír eso, y de inmediato recordó cuando abatió aquel titán en Stohess, y de su nuca emergió un joven chico.
  +
  +
“Un momento, ¿entonces eso es…?”
  +
  +
“Así es. Parece que ese es el mismo.” respondió la voz de Tieria. “Ese chico se llama Eren Jäger, un joven cadete de 15 años recién graduado que iba a formar parte del Cuerpo de Exploración. Por lo visto ese chico tiene la habilidad de transformarse o adoptar el cuerpo de un titán de 15 metros a voluntad, incluso es capaz de conservar su conciencia humana. Nadie sabe como lo hizo incluso él mismo desconoce la verdadera naturaleza de dicha habilidad, pero más tarde el ejército planeo hacer una operación arriesgada para tapar el boquete con una gran roca que había en la zona. 
  +
  +
El plan consistía en que los soldados debían distraer el mayor numero posibles de titanes mientras Eren se transforme en titán cerca de la roca, y con su fuerza, logro levantarlo y llevarlo a puesta hasta el muro norte donde logro sellar finalmente el agujero. El plan para recuperar el muro fue un éxito rotundo aunque a costa de muchas vidas humanas pero había sido considerado como la primera victoria de la humanidad frente a sus enemigos. Posteriormente, la artillería se encargo de eliminar al resto de titanes atrapados y los bombardeos no cesaron días y noche hasta que eliminaron hasta el ultimo de ellos, y no hubo más.”
  +
  +
“¿Y qué paso con ese chico?” preguntó Setsuna en referencia a Eren.
  +
  +
“Por lo visto también se hizo a la luz sobre las habilidades del chico por todos los muros y la Policía Militar decidió ponerlo bajo custodia en una celda subterránea debido al temor de ser una amenaza para la humanidad a pesar de haberlos salvado. Se decidió que formaría parte de un tribunal militar para decidir a que rama del ejército debería unirse ya sea la Policía Militar o el Cuerpo de Exploración. Después de una larga discusión se decidió que Eren Jäger estaría bajo custodia del comandante del Cuerpo de Exploración Erwin Smith y se hablo de planes de hacer otra expedición fuera de los muros para recuperar Shiganshina y el resto del Muro María. Eso es todo...” 
  +
  +
“¿Eso es todo?” preguntó Setsuna sin entender.
  +
  +
“Sí. Ya no encuentro nada más que haya ocurrido recientemente. Eso es todo lo que se.” 
  +
  +
Sin nada más que decir, el Meister se quedo sumido en sus pensamientos reflexionando todo lo que Tieria le había contado sobre la historia de este mundo, los titanes, los muros y aquel chico que podía transformarse en titán. Todo eso era nuevo para él y desconocido. Aún seguía incapaz de comparar esto por el motivo por el que Ribbons decidiera venir aquí. No sabía si esos titanes tenían algo que ver con su presencia pero le costaría creerlo.
  +
  +
Por muy poderoso que se creyera para ser un ‘dios’ eso no significaba que podía de alguna manera crear a esas abominables bestias. Además aún le costaba una cuestión que resolver. Aparte de aquel titán que se enfrento en Stohess que seguramente era ese chico llamado Eren Jäger, también estaba aquella titán de aspecto femenino que atacaba a la gente, y seguramente podría ser igual que ese chico; una humana dentro del cuerpo del titán. Si eso era así, ¿por qué atacaba a la gente de esa manera?
  +
  +
“No creo que sirva de nada estar reflexionando sobre esto.” hablo la voz de Tieria interrumpiendo su linea de pensamientos. “Creo que deberíamos estar investigando un poco por los alrededores y buscar información de la gente.”
  +
  +
Setsuna estuvo de acuerdo en eso ya que ya no tenía sentido estar sentado leyendo libros que relataba sobre acontecimientos que ocurrieron en el pasado y ya era hora de buscar información reciente. Con eso, el infiltrado recoge los libros para ponerlos en sus respectivas estanterías antes de salir finalmente de la biblioteca y dar un paseo por la ciudad que una vez se convirtió en un feroz y sangriento campo de batalla. 
  +
  +
Paseando por nuevas calles en dirección hacia el sur del distrito, el Meister aún no veía ningún vestigio de batalla y destrucción en las casas o edificios a su alrededor pero se notaba que estaba ligeramente dañados. Había menos gente por los alrededores como si todos aún estuvieran trabajando, pero al menos podía ver varios soldados paseando. Setsuna se fijo en las insignias de sus uniformes siendo 2 rosas y rápidamente los reconoció como la Guarnición, según recordaba haberlos visto en uno de esos libros en la biblioteca.
  +
  +
Ignorando a los soldados, continuó caminando hacia el sur y por fin pudo ver varios restos de destrozos a su alrededor así como carreteras agujeradas y grietas en el suelo. Ahora el ambiente parecía como si esta parte hubiera sido victima de una feroz batalla. También hubo varios trabajadores trabajando en la reconstrucción de las casas con soldados guiándolos. También pudo ver un campo de refugiados dentro de un edificio, seguramente gente sin hogar y huérfanos.
  +
  +
Setsuna ignoro la triste escena y siguió caminando hasta que finalmente llego al final y ahora se encontraba al pie del gran muro de 50 metros. Setsuna contemplo la enorme estructura frente a él y le costaba imaginarse que todo eso fuera construido de la noche a la mañana por humanos y se preguntaba donde sacaron tiempo para edificarlos sin que los titanes los interrumpieran. Luego se volvió hacia un enorme peñasco incrustado justo donde debería ser la puerta tapando un agujero. 
  +
  +
La roca que sello el muro.
  +
  +
Setsuna observo detenidamente la enorme roca y también le costaba creer que algo que midiera casi lo mismo que un Gundam o otro MS pudiera levantar algo tan grande. Por otro lado tampoco pudiera imaginar que algo pudiera volver abrirla excepto ese Titán Colosal cuyo tamaño era un poco más alto que el muro que tenía en frente. La idea de que esa mole volviera a aparecer de nuevo en este instante le preocupaba un poco, pero sabía que era posible que pudiera enfrentarse en eso con el Exia.
  +
  +
Después de un rato de estar mirando, el Meister decidió dejarlo y dar vuelta atrás para regresar a la posada y descansar un poco. Una vez que haya regresado a su habitación, se tumbo sobre la cama reflexionando sobre sus opciones de que hacer a continuación. Si bien, aún desconocía la ubicación de Ribbons, pero sospechaba que no se encontraba aquí pero estaba seguro que estaba en alguna parte de este mundo. También estaba pensando si debería tomar parte en esta guerra de la humanidad contra los titanes, pero esa no era su misión, y simplemente vino a por el Innovade. 
  +
  +
Con todo lo que había pasado, el piloto del Exia le dolía un poco la cabeza de tanto pensar y decidió quedarse dormido.
  +
  +
'''Al día siguiente'''
  +
  +
Con la salida del sol, Setsuna se despertó temprano y decidió desayunar abajo con la comida que tenían como pan y leche. Poco después decidió salir de la posada a dar un paseo por la ciudad que aún seguía con poca presencia de gente ya que la mayoría estaban trabajando en la reconstrucción de la ciudad.
  +
  +
Setsuna no había prestado atención a eso y simplemente empezó a pasear por las calles aún pensando que era lo que debería hacer a continuación. ¿Buscar a Ribbons en otra parte? O ¿quedarse aquí para apoyar a esta gente en su lucha contra los titanes?
  +
  +
Si bien acababa de averiguar ayer que casi toda la humanidad había desaparecido de la faz de la Tierra desde hace 100 años y este país amurallado era el único bastión que les queda de su mundo. No creía que el Innovade encontrara un lugar donde establecerse con todas esas bestias habitando el lugar, por lo que solo existía la posibilidad de que se encontraría aquí en algún lugar. 
  +
  +
No sabía que intenciones tenía aquí pero sospechaba por su actitud y por lo que hizo en su mundo, seguramente querría ayudar a la humanidad a vencer a los titanes a cambio de convertirse en su soberano y gobernar este mundo tal como lo hizo en el suyo cuando creo A-laws.
  +
  +
Él no iba a permitir eso. Incluso si se encontraba en un mundo desconocido.
  +
  +
Fue entonces que su linea de pensamientos fueron interrumpida cuando escucho los pitidos de su PDA en su bolsillo. De inmediato, cogió la máquina de comunicación y se mantuvo en contacto con Tieria.
  +
  +
“Setsuna. Creo que tenemos problemas.” hablo el Meister púrpura con un tono urgente. 
  +
  +
“¿Es Ribbons?” preguntó Setsuna ansioso por haber encontrado a su enemigo.
  +
  +
“No, no es él.” respondió la voz. “He estado analizando el panorama del Muro Rose y he visto en el Satélite-4 que una horda de titanes a penetrado en el sur.”
  +
  +
Esta noticia impacto de lleno en el Meister normalmente tranquilo y estoico y entonces recordó lo que le había contado ayer.
  +
  +
“¿Qué a pasado? ¿A sido el Titán Colosal y el Acorazado?”
  +
  +
“No lo se.” fue la respuesta un poco tranquila del Meister Innovade. “Tan solo acabo de enterarme de lo que esta sucediendo y no he visto ni al Colosal y al Acorazado.”
  +
  +
Setsuna pensó sobre la nueva situación que estaba sucediendo hoy. Si es verdad eso que los titanes han vuelto entrar en los muros, eso significaría una invasión y una nueva masacre como la que sucedió aquí hace un mes. Y quien sabe. Tal vez Ribbons este implicado en esto.
  +
  +
Sin perder más tiempo, Setsuna se hecho a correr a toda prisa ignorando la voz de Tieria en dirección hacia la entrada norte hacia el interior del muro. Recordando bien por donde entro por primera vez en esta ciudad, Setsuna logro llegar a la puerta norte en menos de unos minutos, atravesándola, y se dirigió hacia el barranco donde había dejado al Exia oculto. 
  +
  +
Una vez llegado allí, Setsuna miro a su alrededor recordando bien el lugar exacto donde lo dejo.
  +
  +
“Disengaging GN System Repause.” declaro Setsuna mientras se comunicaba con el sistema de su Gundam. “Priority to  Setsuna F. Seiei. Disolviendo membrana externa de camuflaje, mantenga la dispersión de partículas de GN. Entrar en modo de embarque.”
  +
  +
Con eso, el camuflaje invisible desaparece dejando a la vista al enorme mecha en una posición de cuclillas, y la cabina se abre automáticamente. Setsuna entro de inmediato a la cabina y tomo los mandos antes de cerrarse y activarse el monitor.
  +
  +
“¿Estas seguro de esto?” preguntó la voz de Tieria algo dudoso sobre las acciones de su compañero.
  +
  +
“Tampoco puedo quedarme sin hacer nada.” dijo el Meister azul con determinación antes de volverse hacia los controles. “Exia, dirigiéndonos hacia el lugar donde se encuentran los titanes.” 
  +
  +
El GN Drive en la espalda del Exia parpadeo como comenzó a liberar partículas GN antes de que el Gundam azul se elevara al cielo a una gran altura.
  +
  +
“¿Por donde queda el lugar?” preguntó Setsuna a la imagen holográfica de Tieria en su cabina.
  +
  +
“Esta justo entre los Distritos Trost y Krolva.” respondió el holograma como apareció un mapa del Muro Rose con sus respectivos distritos y un punto intermedio entre los distritos mencionados. “Aquí esta el lugar de los hechos.”
  +
  +
Setsuna asiente antes de ponerse en marcha.
  +
  +
=== Fin del capitulo ===

Revisión de 01:38 9 jun 2019

Este es el segundo capitulo de Un héroe de otro universo.

Sinopsis

El Exia sobrevoló los cielos dentro de las murallas hacia una dirección no especifica. Su piloto, Setsuna F. Seiei estaba reflexionando sobre los eventos ocurridos antes de venir a este extraño universo en busca de su archienemigo que supuestamente huyo aquí y no tuvo mucho éxito en su búsqueda. De todos modos se preguntaba que tenía de especial este mundo para su interés a parte de que también existen humanos aunque con una civilización tecnológicamente inferior a la suya.

Desde que llego aquí no había acabado yendo de sorpresa a sorpresa cuando descubrió la increíble similitud que tenía este mundo con el suyo incluyendo sus formas geográficas a pesar la gran diferencia de tamaño. Sin embargo lo que más le llamaba la atención fue estos 3 grandes muros concéntricos que ocultaban una civilización de gente muy parecida a la de Europa del siglo XIX. Setsuna se preguntaba porque aquella gente vivían tan al interior de esos muros y que eran aquellos monstruos humanoides gigantescos que atacaban a la gente. El Meister azul todavía no podía quitarse de la cabeza las imágenes de aquellas 2 criaturas humanoides cuyo tamaño eran igualables al del Exia, y mucho menos cuando un chico humano emergió de la nuca de uno de ellos cuando aparentemente lo mato. No sabía lo que estaba ocurriendo y porque estas criaturas atacaban a la gente, por no decir si Ribbons tenía algo que ver con esto.

“Setsuna...” la voz de Tieria saco al Meister azul de sus pensamientos e inmediatamente se volvió a la figura holográfica de su compañero. “Creo que ya se con quien estamos tratando.”

La imagen de Tieria fue reemplazada por la del ser humanoide gigantesco que se enfrento al Exia antes. “Por lo que he podido analizar, a pesar de que su físico es muy parecido al de un humano, no tiene fisiología alguna.” explico Tieria haciendo que Setsuna levantara una ceja en cuestión.

“¿Qué quieres decir?”

“No estoy muy bien seguro. Lo estuve analizando detenidamente mientras combatía, y vi que no tenía órganos internos verdaderos. Todo lo que había dentro no funcionaban como lo haría en un ser vivo, ni siquiera circulaba sangre a través ellos como si fuera falso. Me cuesta creer que estas criaturas sean seres vivos a pesar de que se comportarán como tal.”

“¿Quieres decir que son como robots?” pregunto Setsuna.

“No estoy del todo seguro. Sus cuerpos solo estaban formados por huesos y carne, pero no órganos de verdad. La otra cosa que me llamo bastante la atención fue que en el interior del macho había algo vivo que estaba conectado a cada parte de los músculos del gigante como si fuera algún tipo de cerebro y estaba ubicado justo en la nuca.”

Por un momento, Setsuna se quedo asombrado al recordar como aquel chico había emergido justo en el mismo lugar que menciono Tieria y eso le llevo a una conclusión. “¿Insinúas que aquel chico estaba controlando a esa cosa?”

“Tampoco estoy seguro de eso. Pero viendo que aquella cosa no estaba del todo viva y que no tenía voluntad propia, supongo que era suponer que aquel chico lo estaba controlando.” respondió Tieria tras una pausa. “Ya no se más.”

La cabina quedo nuevamente en silencio como Setsuna trataba de reflexionar sobre lo que estaba ocurriendo aquí y el misterio que rodeaba este mundo y esas criaturas humanoides. Si de verdad aquellas cosas estaban siendo controladas por humanos desde el interior de estos, ¿por qué razón atacaba a la gente? ¿Qué era lo que pretendían hacer...? Sus pensamientos fueron interrumpidos de nuevo por la voz del Meister púrpura.

“Se que esto no va a ser fácil, pero si queremos conseguir información, creo que sera mejor que nos infiltremos entre la población.” respondió Tieria causando gran sorpresa al piloto del Exia. “¿Infiltrarnos entre la población?”

“Sí, no conseguiremos nada si no conocemos la historia de este mundo de antemano.” explico Tieria. “De hecho, al analizar a la gente que vive aquí, puedo diseñarte una ropa al estilo del siglo diecinueve.”

Setsuna se quedo bastante pensativo ante la idea de tener que infiltrarse entre una población con la que no conocía. Durante su entrenamiento en Celestial Being, se les enseñaron varias técnicas de infiltración como el disfraz y como hablar en distintos idiomas como inglés, alemán o francés, y eso le sirvió bastante para misiones de infiltración. Sin embargo, meterse dentro de una población desconocida sin conocer su lengua o su sociedad le parecía un poco complicado, pero teniendo en cuenta de que no tenía ni un tramo de información de este mundo o su historia, incluso no sabía de la ubicación de Ribbons, no le quedaba más remedio que hacerlo.

“No te preocupes.” hablo la voz de Tieria. “Si este mundo es tan parecido al nuestro, estoy seguro que podremos adaptarnos”

Tenía razón. Dado a que este mundo es muy similar al suyo y que su gente también lo es, aunque de una época distinta, tal vez pueda adaptarse aunque el único inconveniente era en que idioma hablaban estos.

“¿A donde iremos?” pregunto Setsuna mientras pilotaba el Exia hacia el sur. La respuesta no tardo en venir.

“Creo que iremos a este punto del segundo muro.” dijo la voz como apareció la imagen de los 3 muros y un punto parpadeo ubicado en el extremo sur del segundo muro. “Por lo que he visto, parece una ciudad bastante grande. Debe tratarse de una ciudad administrativa llena de habitantes. Tal vez encontraremos una biblioteca hay. Dirigite hacia ese punto y aterriza el Exia en un lugar seguro.”

Setsuna asintió como su Gundam se dirigía hacia el lugar previsto, y en menos de varios minutos, llegan hacia su objetivo. El Exia desciende en medio de un barranco cerca de un pueblo que estaba justo detrás del muro, y sale sin antes de que Tieria creara su traje apropiado para pasar desapercibido entre la población, siendo una camisa blanca con botones, una chaqueta sin cremalleras de color marrón suave y un pantalón marrón oscuro con zapatos oscuro. En resumen, su disfraz es muy parecido al de Kenny cuando conoció a Uri.

Una vez que Setsuna saliera del Exia con su nuevo traje, activa el modo de invisibilidad para ocultarlo y se aleja del lugar para acercarse al pueblo. A medida de que se acercaba a la entrada y observaba a la enorme muralla, camino con cautela para no llamar la atención de su gente y escuchar como hablaban. Cuando entro, observo un buen numero de gente paseando por los alrededores y otros hablando. Setsuna se acerco un poco y escucho la conversación. Tieria también escucho mientras analizaba el lenguaje y su acento. No se tardo demasiado cuando se dio la respuesta.

“Parece que su idioma es casi idéntico al alemán pero con un acento diferente. Creo que no tendrás problemas en comunicarte con ellos.” respondió Tieria antes de que Setsuna asintiera en confirmación. “Escucha, puesto que aquí todos hablan alemán, sera mejor que tengas un nombre para identificarte con ellos. A partir de hoy, seras Manfred Rommel, ¿de acuerdo?”

“De acuerdo.” respondió Setsuna (ahora apodado Manfred Rommel) sin tener una pega a su nuevo apodo. Setsuna continuo caminando por el pueblo hasta llegar a la gran entrada de 9 metros que conectaba al exterior del muro con el interior. Allí vio como una multitud de personas caminaban, ya sea a pie o carretas tirados a caballos, a través de ella. Setsuna decidió unirse a los que querían entrar, esperando a que no hubiera ningún guardia vigilando pidiendo permiso para entrar. Para su suerte, no había ninguno vigilando cuando entro adentro de la puerta. Después de un pequeño paseo dentro, finalmente Setsuna vio el exterior del interior del muro.

Tal como lo vio en las imágenes en la cabina del Exia, una gran cantidad de casas de aspecto tradicional se extendía por todo el lugar dentro de la periferia. Más allá se podía ver una fortaleza en forma de castillo, seguramente el centro judicial de la ciudad. Setsuna dejo atrás sus pensamientos y comenzó a caminar hacia el interior de la ciudad.

A medida de que se adentraba más, pudo ver a mucha gente caminando de un lado a otro por las carreteras hechas de granito de piedra (típico de la época) y a menudo también pudo ver carruajes tirados a caballo circulando con normalidad. También pudo notar que a pesar de su población, no parecía muy bulliciosa ya que no escuchaba las voces de la gente, pero pudo ver un grupo de niños corriendo y riendo sin preocupaciones.

“Setsuna, lo primero que deberías hacer es buscar una posada y establecerte hay temporalmente.” sonó la voz de Tieria por el comunicador de oído. Setsuna no necesito asentir ya que se dispuso a ir, sin antes preguntarle a uno de los lugareños donde se ubicaba una posada. Él se acercaba a un hombre hablando con otro, y estos notaron su presencia.

“Perdonen...” hablo Setsuna en acento alemán. “¿Podrían decirme donde puedo encontrar una posada por aquí? Soy forastero.”

Los 2 hombres parpadearon un poco pero uno de ellos decidió responderle. “A unos metros hacia esa distancia, te encontraras en la plaza y habrá un edificio cerca del cuartel general. No tiene perdida.” señalo el hombre hacia el castillo cuya cima surgía entre los bosques de casas. Setsuna asintió en agradecimiento mientras reanudaba con la marcha y interiormente satisfecho al comprobar de que podía comunicarse con ellos sin problemas.

Pasando 2 minutos, Setsuna llego a la plaza, que como era natural, era una zona bastante amplia, con numerosas actividades como mercados y vendedores en sus puestos gritando a la gente a su alrededor para que compraran. También pudo ver más atrás al final, la gran guarnición de la ciudad. Setsuna ignoro todo eso, y camino hacia adentro en busca de aquel edificio con cartel de caballo que mencionaron aquel hombre. Durante su búsqueda escucho a un hombre con pinta de monje gritando a toda la gente.

“¡Escuchad, la tragedia de hace un mes fue un castigo divino enviado por el Señor por no haber seguido sus sacramentos divinos!” grito el monje en voz alta para que la gente lo escuchara. “¡Lo que ocurrió hace un mes, es que vosotros habéis perturbado sus sagrados muros que tanto nos han protegido, y es por que nos ha enviado un mensaje de advertencia para los que no le han escuchado! ¡Espero que eso os sirva de advertencia para que no volváis a cometer ese pecado!”

El discurso parecía calar hondo a un numero de gente quienes se reunieron alrededor del monje para escucharlo, mientras Setsuna solo miraba a distancia con una mirada plana. 

Así que en este mundo también creen en su ‘Dios’, ¿eh?

Varios recuerdos desagradables de su vida emanaron de la cabeza del Meister cuando vivía en su tierra natal en Krugis como Soran Ibrahim. Él había vivido una media infancia feliz con sus padres y sus amigos callejeros de pueblo a pesar de la inestabilidad política que sufría su país debido a la política de la ONU al restringir las reservas de petroleo en Oriente Medio, por lo que muchos países estallaron en numerosos conflictos.

Él recordó como una secta llego a su pueblo natal encabezada por un mercenario adicto a las guerras conocido como Ali al-Saachez, quien había lavado el cerebro a Setsuna y a sus amigos quienes tuvieron una edad de 8 años en aquel momento, para que se unieran a la guerrilla y participara en lo que se llamaría “Guerra Santa” en el nombre de Dios y el país. Él primer pecado que cometieron fueron asesinar a sus propios padres con una pistola para mostrar su lealtad y dedicación a la causa, creyendo más tarde que Dios los perdonaría. ¡Que equivocado estaba!

Los siguientes 2 años que pasaron fueron demasiados duros como aquel hombre les enseño varias técnicas de lucha a cuerpo a cuerpo, manejar el cuchillo, disparar un arma y técnicas de infiltración para detonar una bomba tiempo. Fueron 2 años de violencia en la que Setsuna se había manchado las manos con sangre de inocentes a los que él no conocía, y entre ellos, la familia de su futuro camarada y mejor amigo Lockon Stratos, hasta que la guerra civil de Krugis alcanzo su punto álgido cuando las fuerzas azadistanas intervinieron al lado de los reformistas y él y sus camaradas fueron abandonados a su suerte cuando las fuerzas azadistanas invadieron su pueblo y causaron muerte y destrucción hacia su alrededor. En aquel momento, Soran se había dado cuenta de una cosa.

En este mundo, no hay dios.

“¡Setsuna!” la voz de Tieria en el comunicador hizo que el Meister infiltrado despertara de sus pensamientos. “Sera mejor que no te quedes hay parado.”

“Perdón.” contesto Setsuna antes de empezar a buscar aquel edificio con un cartel con dibujo de caballo en la entrada. Él giro a su alrededor en busca de dicho lugar, pero no lo veía por ningún lado. Decidió ir a preguntar a la persona cercana.

“Disculpe, ¿donde puedo encontrar la Posada del caballo?” pregunto a un hombre que paso cerca. El hombre lo miro algo confuso por un momento antes de señalar hacia la izquierda.

“Lo tienes justo hay al lado.”

Setsuna miro al lugar indicado siendo un edificio separado del resto con un cartel sobre la puerta con el dibujo de un caballo. “Gracias.” dijo Setsuna como empezó a dirigirse hacia el edificio. Él entro dentro y contemplo su interior siendo un lugar poco modesto. Él camino por el piso de madera hasta llegar a un escritorio donde le estaba esperando el gerente siendo un hombre mayor.

“¿Puedo ayudarle en algo?” pregunto el gerente al recién llegado.

“Me gustaría quedarme temporalmente en una de las habitaciones de aquí.” respondió Setsuna al gerente.

“Muy bien, primero haga el favor de rellenar esto.” indico el gerente a una agenda cuyas paginas están escritas los nombres de cada residente de la posada. Setsuna cogió una pluma de tinta en un pequeño frasco de tinta y empezó a deslizarlo sobre el papel blanco, poniendo su nombre, edad y su ubicación, siendo Stohess. Una vez terminado esto, Setsuna le enseña al gerente su inscripción. Este se queda un poco sorprendido al ver la ultima inscripción.

“¿Vienes de Stohess?”

“Sí, estoy de aquí de visita para ver un pariente aquí.” respondió Setsuna inventándose la historia.

“Oh, ya veo.” asintió el gerente con una sonrisa. “Lo cierto es muy extraño, ya que no recibimos muy a menudo a gente de otros muros. En cualquier caso bienvenido. ¿A que habitación le gustaría ir? Tenemos quince de ellas, y unas con unas vistas de la ciudad.”

“La verdad es que no me importa. Si tienen vista de la ciudad, prefiero quedarme en una de ellas.” respondió Setsuna tras una pausa.

El hombre asintió antes de hablar. “Muy bien, entonces le mostrare una de nuestras mejores habitaciones.”

Con eso, el gerente había conducido a Setsuna a subir desde la segunda planta hasta la tercera, donde pasearon por la fila de puertas que conducían a una habitación hasta detenerse a una que tenía una inscripción en la puerta que tenía el numero 35.

“Esta es nuestra mejor habitación para ver vistas de la ciudad, espero que sea de su agrado.” hablo el gerente con humildad antes de sacar una llave del bolsillo y con ella abrió la puerta y le mostró la habitación.

“Gracias.” agradeció Setsuna antes de coger la llave y entrar en la habitación antes de cerrar la puerta. Setsuna observo el interior. Como era de esperar, se veía diferente a la habitación de aquel apartamento que estuvo en Tokio hace tiempo.  Era un poco reducida pero viable compuesta de pocos muebles siendo estanterías, una cama, un sofá y una mesa. Todos de aspecto tradicional. Setsuna ignoro todo esto y se dirigió hacia la terraza que estaba al frente. Quitando las cortinas y abriendo la puerta, el Meister azul se asomo afuera y pudo contemplar la vista de la ciudad bañada con numerosas casas y pocos edificios, y por supuesto, el gran muro de 50 metros que rodeaba todo el lugar como una fortaleza.

Setsuna bajo la vista para ver a la gente de abajo paseando y circulando las calles con normalidad, ajenos a que estaban atrapados dentro. Setsuna se preguntaba porque toda esta gente vivía en una vida pacífica dentro de estos muros como si no fueran conscientes de que estuvieran siendo atacados desde el exterior por fuerzas que él no conocía, por ejemplo, esas 2 criaturas humanoides gigantescas de otra ciudad. Todavía no podía quitarse de la cabeza la imagen de su enfrentamiento con ellos, y como uno de ellos emergió un chico humano. Aún recordaba como Tieria le explico que aquellas criaturas no era fisiológicamente seres vivos y que posiblemente fueran manipulados por aquellas personas en su interior como un MS

“Setsuna…” llamo la voz de Tieria después de unos minutos desde que llego aquí. “Creo que he descubierto algo de este mundo.”

Setsuna asintió un poco al saber que por fin encontró algo nuevo y entro en la habitación para sentarse en la cama. Él saco su PDA para ver la imagen de la cara del Meister púrpura.

“Perdona por haberte hecho esperar. He estado analizando las áreas por los alrededores y deberías mirar esto...” dijo como su imagen fue reemplazada por una vista satélite de las 3 murallas. Luego la imagen se amplio hacia el interior de la primera muralla, hacia las zonas urbanas, y Setsuna vio para su gran sorpresa que no había más que desolación y destrucción. Varias casas destrozadas y abandonadas se amontonaban en un valle desolado y sin ningún rastro de vida humana.

“Y no solo por esta zona.” dijo la voz de Tieria. “Todas las demás poblaciones de esta zona del primer muro están en las mismas condiciones que estas sin la más mínima presencia humana.”

Setsuna escucho esto con incertidumbre al ver que no había nada como si todo fuera victima de una feroz batalla que ocurrió hace bastante tiempo. Se preguntaba que había ocurrido en ese lugar y quienes lo habrían causado. Una cosa que se le vino a la mente era que era probable que deba de tratarse de esos 2 monstruos humanoides gigantescos que atacaron aquella ciudad. La respuesta no tardo demasiado cuando escucho a Tieria de nuevo.

“Y ya he encontrado a los responsables.” dijo la voz como reemplazo las imágenes de los pueblos destruidos por otras diferentes pero del mismo lugar, donde Setsuna pudo ver un grupo de seres humanoides gigantescos merodeando por los alrededores. Setsuna no paraba de mirarlos con sorpresa. Se parecían bastante a los que se había encontrado antes.

“Cómo puedes ver, he estado analizando toda la región dentro del primer muro, y todo esta plagado de esas extrañas criaturas quienes fueron los responsables de lo ocurrido.” respondió Tieria tras una pausa.

Tenía sentido. Al ver como aquella mujer gigante destrozaba edificios y atacaba a la gente, no era de extrañar que eran criaturas hostiles, y estos lo mismo. Eran enemigos de la humanidad.

“¿Qué son esas cosas?” pregunto Setsuna con gravedad.

“No lo se.” fue la respuesta inmediata de Tieria. “Pero si queremos buscar respuestas, tendremos que visitar una biblioteca. Ve y preguntale al gerente.”

Sin nada más que decir, Setsuna apago el PDA y se levantó de la cama para salir de la habitación y bajar por las escaleras donde vio al gerente barriendo el suelo. Él noto a su huésped bajar.

“¿Querías algo?” pregunto el gerente.

“Sí, ¿me podrías decir donde esta la biblioteca?”

El hombre se enderezo un poco antes de responder. “¿La biblioteca? Pues esta a dos manzanas de aquí a la derecha. Justo a la izquierda veraz una pastelería y al lado un edificio con el tejado verde. Si prefieres, puedo darte un mapa de la ciudad.”

“Muchas gracias.” fue la respuesta de Setsuna antes de ponerse en ello. Una vez obtenido su mapa, el Meister infiltrado salio de la posada y a escondidas, saco el PDA para que analizara el mapa y así Tieria pudiera saber cada rincón de la ciudad sin problemas, e indicarle perfectamente donde estaba la biblioteca. Así, Setsuna se puso en marcha escuchando cada palabra de su compañero hasta que en menos de 5 minutos llego a su destino. Setsuna se quedo quieto al frente de un edificio de 3 planta con forma rectangular siendo la Biblioteca de Trost.

Setsuna entro adentro del edificio, y vio como era natural, todo el interior era totalmente silencio con poca presencia de gente y un sinnúmero de libros estacionados en cada estantería que se extendía por la gran sala. Setsuna se acerco al podio donde estaba el bibliotecario. Él le pidió donde podía encontrar la sección de historia sobre los muros, y este le guió hacia la estantería y le dijo que había 10 de ellas.

“Si lo prefieres, puedes empezar por este.” dijo el bibliotecario cogiendo un libro de color rojo y entregándoselo a Setsuna.

“Gracias.” dijo Setsuna como cogió el libro y luego se sentó en una mesa con otros libros encima de ellas. Él abrió el rojo y vio que tal como pensaba, las inscripciones de este lenguaje era algún tipo de katakana escrito al revés. Setsuna, a pesar de saber de sobra sobre el alfabeto japones, apenas podía entender lo que significaba, por lo que tuvo que recurrir al PDA para la traducción. Setsuna saco su PDA y se aseguro de que nadie lo viera mientras escaneaba cada página del libro, grabando todas las inscripciones que había. Al mismo tiempo, mientras saltaba de página a otra, aprovecho para ver las ilustraciones que mostraban los dibujos de mucha gente huyendo de lo que parecía ser; criaturas humanoides de gran tamaño que destruían pueblos y ciudades, y se comían a la gente. También vio como esa gente abordaron varios buques y navegaron por el mar hasta llegar a otra tierra donde se refugiaron en 3 muros.

Alrededor de varios minutos, Tieria logro traducir todo el libro y posteriormente traducirlo para Setsuna. “Ya he terminado de analizar el libro y ahora puedo contarte la historia.” informo Tieria mientras Setsuna se preparaba para escucharla.

“Todo comenzó hace más de 100 años, en esa época, la humanidad era la especie dominante en el planeta, y aunque su población aún le quedaba por extenderse por el globo, le deparaba un futuro prometedor. Sin embargo, a pesar de ello, cada pueblo, cada nación estaba en constantes conflictos entre si ya sea por religión, supremacía, conquista o independencia, por lo que las guerras eran comunes en esos tiempos. Fue en ese instante que una misteriosa persona apareció en escena y advirtió a la humanidad que si continuaran con sus matanzas sin sentido, Dios les enviaría una  catástrofe que los haría caer de rodillas. Sin embargo, ellos no escucharon, y continuaron con sus guerras.

No tardo demasiado cuando Dios envió un ejército de seres humanoides de gran tamaño devorador de humanos para atacar a la humanidad. Estos seres se les denomino como titanes.”

“¿Titanes?” pregunto Setsuna al escuchar la referencia de aquellas criaturas humanoides.

“Sí, así es como se llamaban esas criaturas. Por lo visto, los titanes eran criaturas de gran tamaño cuyo tamaño podían ir desde 3 a 15 metros de altura, y pese a su apariencia humana, estos no poseían inteligencia y conciencia propia, por tanto, no conocían piedad, remordimientos ni el miedo. Solo eran criaturas de puro instinto que solo perseguía y consumía a seres humanos.”

Setsuna analizo la información al ver los dibujos en el libro que representaban lo que había dicho Tieria.

“La humanidad trato de luchar contra esas monstruosidades con todo lo que tenían. En ese tiempo, la humanidad ya tenía la pólvora a su disposición y por tanto poseía armas de fuego como cañones, pero fue insuficiente para combatirlos. Por mucho que dañaran sus cuerpos, los titanes tienen habilidades regenerativas que les permite regenerar cualquier miembro perdido, y si su cabeza fuera gravemente dañada, esta no tardaría en regenerarse en menos de 5 minutos.”

Setsuna vio la representación de como los artilleros disparaban sus cañones sobre una horda de titanes acercándose y vio en la siguiente viñeta como este se regeneraban.

“Ejércitos humanos fueron aniquilados y devorados por estas bestias sin piedad y arrasaron ciudades enteras sin dejar ningún vestigio de vida humana. En menos de un año, toda la raza humana estaba al borde de la extinción y los supervivientes, incapaces de igualar la abrumadora fuerza de los titanes, se vieron obligados a navegar hacia un nuevo mundo. Aquellos que ganaron acceso a los barcos fueron solo una pequeña fracción compuesta de ricos y poderosos. El viaje fue duro; cerca de la mitad se desvanecieron sin llegar a la otra orilla. En ese nuevo mundo, 3 grandes y concéntricos muros fueron creados previamente y fueron utilizados como refugió para los remanentes de la humanidad. El muro central se le conocía como Sina, la segunda en donde nos encontramos ahora, Rose, y la tercera, María. No se explica como fueron creados estas grandes murallas, pero la doctrina religiosa de este mundo afirma que fueron creados por sabiduría divina ya que las murallas tienen el nombre de las 3 diosas hermanas.”

Setsuna recordaba haber escuchado aquel monje que no paraba de hablar a la gente afirmando que las murallas son un obsequio divino de su dios por lo que era un lugar totalmente sagrado para ellos. Él seguía sin creer eso.

“De cualquier forma, estas murallas que abarcaba un país entero, se convirtieron en el único bastión de la civilización humana mientras el resto desaparecieron de la faz de la Tierra por la presencia de los titanes, y ahí vivieron una prospera paz. Por lo visto, su sociedad es muy similar a la de cualquier nación europea de siglos anteriores, siendo gobernada por un rey y la nobleza terrateniente. En la región del Muro María, vive la gente pobre y la mayor parte de las prácticas agrícolas, mientras el lugar donde estamos, el Muro Rose, reside la clase media, y por ultimo, en el Muro Sina, solo viven los más ricos, la nobleza y la familia real. Las periferias en forma de círculos en la que estamos ahora, se los conoce como distritos y en cada uno vive la mayor población humana de los muros. En el distrito donde estábamos antes, donde combatiste contra esos dos titanes, se le conoce como Stohess y es la residencia de una gran cantidad de lujosas mansiones, las calles secundarias están abarrotadas de posadas donde se congregan los trabajadores. También se presentaron planes para construir una ciudad subterránea debajo de sus calles, pero por razones desconocidas, esta idea fue abandonada. Sin embargo, los túneles, aún permanecen allí. El distrito donde nos encontramos se le conoce como Trost y es la zona administrativa del Muro Sina.

Desde que los remanentes humanos se establecieron adentro, la monarquía había prohibido todo conocimiento del mundo exterior tales como los libros, pergaminos, etc, y así la humanidad, poco a poco se fue olvidando de su historia y aceptaron su nuevo mundo como un paraíso.”

Finalmente Setsuna había comprendido porque toda esta gente vivían dentro de estos inmensos muros y todo era debido a la aparición de esos monstruosos titanes que los llevo casi a la extinción.

“Poco después se formo el ejército de los muros, siendo dividido en 3 secciones. La primera y principal es la Policía Militar, cuya función es casi parecida a la policía de nuestro mundo y el FBI, pero al mismo tiempo son la guardia personal del rey y su familia. Es el sector militar más prestigioso debido a su trabajo, que permite a los ciudadanos vivir de manera segura dentro del Muro interior y tener acceso a abundantes recursos. Por lo tanto, tiene mayor autoridad sobre otros sectores militares. También están a cargo de la recaudación de impuestos y la distribución de la tierra. Con frecuencia abusan de estos deberes para explotar recursos y alimentos de civiles. La Brigada de la Policía Militar está destinada a ser una unidad de élite formada por los soldados más capacitados debido a sus rigurosos estándares. Sin embargo, en realidad es un sistema perezoso y corrupto que se beneficia egoístamente de los poderes que se le otorgan, con estos poderes constantemente abusados y de los que se aprovechan innecesariamente.

La otra facción militar se la conoce como la Guarnición que es la división militar más grande que protege y mantiene el orden dentro de los Muros. Se encarga de todas las defensas de los Muros, ya sean patrullas, reparaciones o mejoras. Como tal, pasan la mayor parte del tiempo preparándose para los ataques contra los muros. Son conocidos por tener mayor acceso a la tecnología militar a medias que su homologo, siendo principalmente la artillería. Por ultimo esta el Cuerpo de Exploración, que es el más impopular, y su trabajo consiste en iniciar operaciones de exploración fuera de los muros para establecer bases y combatir contra los titanes.”

“¿Combatir contra los titanes?” pregunto Setsuna sorprendido al escuchar que un grupo pueda luchar contra esos monstruos a pesar de lo terrorífico que son.  

“Sí. Déjame decirte que el Cuerpo de Exploración tiene menos recursos y tropas en comparación que sus dos homólogos, pero sus miembros están impulsados por un espíritu patriótico que desean liberar a la humanidad del cruel dominio de los titanes.  De hecho es la rama militar involucrada más activamente en el combate titán directo, estudio de titanes, la expansión humana, y la exploración exterior. A pesar de tener poco éxito, siguen simbolizando la "esperanza de la humanidad" con sus insignias conocidas como "Alas de la Libertad". Esperan que algún día, sus esfuerzos cambien el mundo y puedan recuperar lo que se le ha quitado a la humanidad, a pesar de que no todos lo vean así. Si me preguntas como pueden luchar contra los titanes, resulta que hace aproximadamente 70 años, un prodigioso artesano y herrero conocido como Angel Aaltonen, había inventado un invento revolucionario que les ayudaría en su lucha contra los titanes. Si quieres saber más detalles, mira en la página 50.”

Haciendo caso, Setsuna paso de pagina en pagina hasta llegar a la pagina indicada por Tieria, y vio unos dibujos de un extraño trasto y la imagen de una persona con el mismo trasto ajustado alrededor de la cintura como un armés.

“Este invento se le conoce como el Equipo de maniobras tridimensionales, y su función es dar máxima movilidad a un soldado en la lucha contra los titanes en un espacio en 3D. El equipo en sí toma la forma de un arnés para el cuerpo que abarca gran parte del cuerpo debajo del cuello. Aunque el equipo puede otorgarle a un usuario experto una tremenda movilidad, es un arte exigente que requiere fuerza y habilidad, y ambos deben ser perfeccionados mediante la práctica constante.

Para empezar, de la parte delantera, es capaz de disparar unos ganchos atados a unos alambres de acero de largo alcance y engancharse con facilidad a la corteza de un árbol, un muro o incluso en la carne de un titán. Luego mediante 2 cilindros cargado de un extraño gas para enrollar al usuario hacia dicho objetivo. Luego pueden desconectar el gancho y seguir avanzando.

Sin embargo, generalmente los soldados deben poder moverse para poder navegar en general. Por lo tanto, tienden a usar su impulso para girar alrededor de los objetivos, no solo en patrones rectilíneos, sino también en el slaloming entre los objetos y los titanes. El mecanismo de gas es tan poderoso que puede evitar que una persona se caiga sin usar los ganchos.

No es fácil usar estos inventos de forma correcta ya que se necesitarían años de entrenamiento para aprender a dominarlo. Aparte de eso, también está cargado con 2 vainas equipadas con 2 hojas de sable echas de un acero súper endurecido dividida en segmentaciones plegadas y además de que es flexible. La hoja es lo suficientemente afilada como para cortar la carne de un titán con una precisión exacta. Este sofisticado había sido adoptado por las tres ramas militares para su uso para desplazarse con facilidad por la ciudad y es bastante popular entre los soldados.”

Setsuna recopilo la información de esta arma tan extraña que permitía a cualquier soldado impulsarse en el aire como si desafiaran a las leyes de la física y atacar a los titanes con esas hojas tan delgadas.

“¿Pero cómo lo hacen?” pregunto Setsuna algo confuso. “Me dijiste que los titanes eran invulnerables ante el ataque de los cañones, ¿verdad? ¿Entonces cómo?”

“Durante mucho tiempo, el Cuerpo de Exploración estudiaron a los titanes en busca de cualquier debilidad que les fuera útil y solo encontraron uno. Como ya te dije antes, los titanes tienen habilidades regenerativas increíbles que les permitían regenerar cualquier miembro perdido, incluso si se les destriparan sus ojos, no tardarían en regenerarse en 5 minutos. También se intentaron dañar sus puntos vitales ya siendo el corazón, pulmones o los intestinos, pero por lo visto también podían regenerar sus órganos internos sin problemas, llegando a la conclusión de que son inmortales.”

A Setsuna no le gusto la parte en la que decía que son completamente inmunes a cualquier arma humana en contraste cuando abatió aquellos 2 titanes en Stohess.

“Sin embargo, más adelante descubrieron su punto débil, y es si infringieran un corte profundo en la nuca, el titán moriría instantáneamente sin poder regenerarse. Esto es debido a que en la columna vertebral del cuello se encuentra el sistema nervioso central, y qué si le da un daño considerable, no podrá sobrevivir a un golpe fatal. Después de abatirlo, su cuerpo comienza a descomponerse rápidamente echando vapor hasta que su carne y los huesos desaparezcan por completo sin dejar rastro.”

Setsuna recopilo la nueva información al recordar como venció aquellos 2 titanes cortándoles la cabeza, pero había una cosa que no le quedaba clara…

“La verdad es que no es nada fácil llegar hasta la nuca incluso con el Equipo de maniobras.” añadió Tieria. “A pesar de que los titanes tengan una sub inteligencia inferior al del ser humano, no deja el hecho de que sean unas criaturas peligrosas e impredecibles capaz de ganar buenos reflejos si tenía un humano a la vista. Hasta hoy, el Cuerpo de Exploración logro matar gracias a este invento a más de 200 titanes a costa de 600.000 soldados por lo que todos veían como una guerra perdida, y por esa razón veían al Cuerpo de Exploración como el más impopular.”

Setsuna sintió algo de pesar por esa gente que habían sacrificado muchas vidas en el nombre de la libertad y vencer a los titanes a pesar de que la gente lo considerara como una “completa locura.” Pero aún así siguen luchando.

“Ahora te contare como es la sociedad aquí.” continuo Tieria como cambiaba de tema. “Debido a que este reino permaneció aislado del resto del mundo, su tecnología no han cambiado nada en estos 100 años, por tanto no hay grandes inventos basados en el vapor como barcos o trenes. Sin embargo, en el territorio del Muro Rose, hay una ciudad donde es un importante centro de producción militar conocida como Ciudad Indrustrial, conocida por ser el centro de la industrialización, siendo habitada en su mayoría por artesanos y posee un gigantesco horno de 50 metros en el centro que a su vez es el símbolo de la ciudad.”

Setsuna vio la imagen de dicha ciudad siendo una gran población en medio de una región rural rodeada por un foso con numerosos puentes. Lo que más le llamo la atención fue que en el centro estaba la enorme fabrica mencionada por Tieria con el enorme horno en forma de chimenea. 

“Aparte de su importancia económica, la ciudad es rica debido a que se encuentra debajo una serie de cavernas subterráneas formado por calderas volcánicas donde por lo visto hay un gran yacimiento de extraños minerales conocidos como Piedras de hielos, que se originan como gases naturales que cuando las temperaturas debajo de la tierra disminuían a medida de que las actividades volcánicas cesaban, se solidificaban a altas presiones, convirtiéndose en estas piedras.”

Setsuna vio la imagen de dichas piedras mencionadas por Tieria y el conjunto subterráneo debajo de la ciudad.

“Debido a la practicidad de tales cantidades de gas que vienen naturalmente en formas compactas y sólidas, las piedras de hielo se utilizan como fuente de gas que alimenta el Equipo de maniobras tridimensionales.”

“Si existía una cavidad industrial, ¿por qué la tecnología de aquí no esta tan avanzada?” preguntó Setsuna sin entender porque no había cambiado nada la tecnología de esta nación amurallada en estos últimos 100 años.

“Esto es debido a que la monarquía restringía el avance tecnológico por los impuestos que imponía sobre sus habitantes. A pesar de que el gobierno es de hecho una monarquía parlamentaria, en realidad los verdaderos gobernantes lo disimula como una monarquía absolutista, por lo tanto el rey gobernante y el resto del gobierno real puede promulgar y modificar leyes a su antojo.”

Setsuna había escuchado suficiente sobre la vida y sociedad dentro de estos vastos muros, pero eso no satisfacía sobre lo que quería saber, por ejemplo, los titanes y la ubicación de Ribbons. Aparte de eso, todavía no podía explicarse lo que había visto cuando derroto aquellos 2 titanes en Stohess. Todo era un misterio. 

“Tieria, ¿puedes decirme acerca de lo que hemos visto en aquella ciudad?” preguntó el Meister azul recordando cuando vio aquel chico emergiendo de la nuca de aquel titán que abatió. “¿En uno de esos libros explica eso?”

Le tomo un momento para la voz del Meister púrpura en dar su respuesta, y no era satisfactoria.

“No. He revisado todos los libros que había aquí, y no he encontrado ninguna mención de un humano controlando el cuerpo de un titán. Parece que no hay conocimiento de ello.”

Setsuna frunció el ceño ante eso. A parte de no saber más sobre la naturaleza de los titanes, y que relación tenía ese chico con aquel titán, tampoco podía saber la ubicación de su enemigo y si él tenía algo que ver con esto. Esto no le llevaba a ninguna parte. 

“Pero...” la línea de pensamientos de Setsuna fue interrumpida al oír la voz de su compañero quien parecía traer nueva información. “Te contare algo que ocurrió recientemente hace 5 años. Si bien, es cierto que desde los últimos remanentes de la humanidad se refugiaron dentro de estos muros, vivieron una prospera paz sin conflictos aparente, pero esos días terminaron cuando en el año 845, en el distrito sureño de Shiganshina, en el Muro María, apareció un nuevo tipo de titán que nunca se había visto antes.

Se dice por los testigos que estuvieron allí que ese titán era más grande y casi tenía la altura de los muros. De hecho era tan grande que su cabeza podía asomarse en los muros.” Setsuna se quedo perplejo al escuchar la descripción del tamaño del titán. “También se dice que su aspecto es bastante inusual en comparación con los otros titanes, ya que este no poseía piel alguna por lo que su cuerpo estaba formado por tejidos musculares dándole aspecto de un cadáver en descomposición, y solo le sobresalía huesos en las mandíbulas y parte de su cabeza.

Lo cierto es que nadie sabe como apareció, ya que se dice que apareció repentinamente sin detectar su presencia, y por tanto no le dio tiempo a todo el mundo para reaccionar ante su aparición. Nada más aparecer, el gigantesco titán pateo el muro provocando un gran boquete lo suficientemente grande para que un titán hasta 15 metros pudiera entrar. Poco después, se dice que el titán se marcho y no volvió a ver más.”

Setsuna se quedo en silencio recopilando la información mientras seguía escuchando.

“Poco después de que se marchara, pronto una gran horda de titanes pasaron por el boquete abierto y provocaron un gran caos dentro. Se dice que devoraron a más de 800 personas, y la mayoría fueron civiles.” La expresión de Setsuna se volvió visiblemente rígida al imaginarse las muertes de tantas personas inocentes por culpa de esos monstruosos gigantes.

“Unas horas después, cuando los supervivientes estaban evacuando, de repente apareció otro nuevo tipo de titán. A diferencia del de 60 metros, este medía 15, y además su cuerpo estaba cubierto de una armadura de hierro. Los miembros de la artillería trataron de abatirlo con sus cañones, pero sorprendente, las balas no le hicieron ni el más mínimo rasguño a la coraza de ese titán. Luego aquel titán hizo un sprint hacia la puerta norte de Shiganshina, y de una embestida, traspaso el muro provocando otro boquete por donde los titanes pasaron ahora al muro interior.

Mucha gente, ya sea de Shiganshina, los otros distritos y del resto del Muro María, evacuaron y huyeron hacia el Muro Rose. Se dice que 500 refugiados de Shiganshina llegaron con seguridad al otro muro, pero por lo visto el gobierno debatió sobre como tratar con la creciente llegada de tantos refugiados debido a la grave crisis alimentaria. Desde un principio, los refugiados se encargaron de trabajar en las tierras de cultivo del Muro Rose para aliviar la escasez inminente, pero esto no resulto demasiado eficaz, por lo que iniciaron un nuevo plan pero bastante polémico. 

Se hizo planes para anunciar una operación para reclamar el Muro María. Si bien el propósito público de la operación sería recuperar el territorio perdido de la humanidad, su verdadero propósito sería reducir la población humana para que los residentes sobrevivientes de los Muro Rose y Shina no se queden sin los alimentos y suministros necesarios. El Gobierno Real alistó al veinte por ciento de la población dentro de los Muros, muchos de ellos refugiados, y los envió fuera de los Muros.

La mayoría de las personas enviadas fuera de los Muros murieron. Sin embargo, el sacrificio de una gran parte de la población ayudó a aliviar la escasez de alimentos para el resto de las personas dentro de los Muros.”

La expresión rígida de Setsuna no había cambiado al escuchar todo eso por la injusticia de como sacrificaron a mucha gente a pesar por el bien de otros. Él no podía culparlos ya que esto formaba parte de la supervivencia, pero eso solo haría diezmar más a la población humana. 

“¿Qué hay de esos dos titanes que provocaron todo esto?” preguntó Setsuna recordando a los 2 responsables de aquella tragedia, que eran un elemento muy peligroso.

“Por lo visto nadie sabe algo del paralelo de esos 2 titanes.” dijo la voz de Tieria para decepción de Setsuna. “Tal como dije antes, ambos aparecieron repentinamente de la nada y desaparecieron de la misma manera, y no se han vuelto a ver. Para poder identificarlos, llamaron al de 60 metros, el Titán Colosal, y el posee una coraza blindada, el Titán Acorazado.”

“¿Eso es todo lo que has descubierto?” preguntó Setsuna pensando si eso era todo lo que tenía que contar. 

“No exactamente.” respondió Tieria poco después. “De hecho, mientras te contaba la ultima parte, descubrí una serie de pergaminos que relataban lo que ocurrió recientemente hace unos meses antes de que nosotros llegáramos aquí.”

Setsuna puso atención y espero a que Tieria hablara. “Por lo visto, después de 5 años desde la perdida del Muro María, el Titán Colosal volvió a aparecer por segunda vez justo donde estamos ahora, en Trost. La forma en que apareció fue exactamente como hace 5 años, y nada más aparecer dio una fuerte patada sobre el muro creando otro boquete para luego desaparecer como había aparecido antes.

A diferencia de lo que había ocurrido en Shiganshina, los soldados estaban preparados para este evento, pero a pesar de ello, no pudieron evitar que los titanes penetraran en la ciudad provocando una masacre por los alrededores. Por lo visto, unas horas antes de que apareciera el Titán Colosal, el Cuerpo de Exploración se encontraba en una expedición fuera de los muros y no se habían percatado de lo que había ocurrido hasta horas más tarde, por lo que la guarnición era la única fuerza de defensa de la ciudad encargadas de contener a los titanes y evacuar la población.

La batalla fue abrumadora para la Guarnición y los titanes estuvieron a punto de alzarse con la victoria de no ser por la aparición de un elemento misterioso.”

“¿De que?” preguntó Setsuna arqueando una ceja.

“Por lo visto, en medio de la batalla apareció un misterioso titán que había empezado a atacar a otros titanes hasta matarlos, y eso era bastante inusual, ya que dejáme decirte que a diferencia de los seres vivos como humanos o animales, los titanes nunca se habían peleado unos a otros ya sea por matar, territorio, comida o canibalismo, por lo que este caso era completamente diferente y extraño.”

A Setsuna le costaba creer esto. Esas abominables bestias devora-hombres no se matan entre si, y eso no era nada natural, ya que eso era común en todos los seres vivos quienes siempre se veían obligados a luchar entre si por su propia supervivencia. Sin embargo estas criaturas no lo hacen, y su único medio de supervivencia es simplemente devorando a sus semejantes más pequeños, o eso parecía.

“A parte de eso, no atacaba a los humanos y simplemente ataco a los demás titanes quienes estos últimos también atacaban a este con intenciones de devorarlo. Por lo visto aquel titán logro acabar con 20 de ellos antes de caer agotado, y fue entonces que de la nuca de ese titán emergió un chico humano...”

Esta vez el Meister azul no pudo contener su sorpresa y curiosidad al oír eso, y de inmediato recordó cuando abatió aquel titán en Stohess, y de su nuca emergió un joven chico.

“Un momento, ¿entonces eso es…?”

“Así es. Parece que ese es el mismo.” respondió la voz de Tieria. “Ese chico se llama Eren Jäger, un joven cadete de 15 años recién graduado que iba a formar parte del Cuerpo de Exploración. Por lo visto ese chico tiene la habilidad de transformarse o adoptar el cuerpo de un titán de 15 metros a voluntad, incluso es capaz de conservar su conciencia humana. Nadie sabe como lo hizo incluso él mismo desconoce la verdadera naturaleza de dicha habilidad, pero más tarde el ejército planeo hacer una operación arriesgada para tapar el boquete con una gran roca que había en la zona. 

El plan consistía en que los soldados debían distraer el mayor numero posibles de titanes mientras Eren se transforme en titán cerca de la roca, y con su fuerza, logro levantarlo y llevarlo a puesta hasta el muro norte donde logro sellar finalmente el agujero. El plan para recuperar el muro fue un éxito rotundo aunque a costa de muchas vidas humanas pero había sido considerado como la primera victoria de la humanidad frente a sus enemigos. Posteriormente, la artillería se encargo de eliminar al resto de titanes atrapados y los bombardeos no cesaron días y noche hasta que eliminaron hasta el ultimo de ellos, y no hubo más.”

“¿Y qué paso con ese chico?” preguntó Setsuna en referencia a Eren.

“Por lo visto también se hizo a la luz sobre las habilidades del chico por todos los muros y la Policía Militar decidió ponerlo bajo custodia en una celda subterránea debido al temor de ser una amenaza para la humanidad a pesar de haberlos salvado. Se decidió que formaría parte de un tribunal militar para decidir a que rama del ejército debería unirse ya sea la Policía Militar o el Cuerpo de Exploración. Después de una larga discusión se decidió que Eren Jäger estaría bajo custodia del comandante del Cuerpo de Exploración Erwin Smith y se hablo de planes de hacer otra expedición fuera de los muros para recuperar Shiganshina y el resto del Muro María. Eso es todo...” 

“¿Eso es todo?” preguntó Setsuna sin entender.

“Sí. Ya no encuentro nada más que haya ocurrido recientemente. Eso es todo lo que se.” 

Sin nada más que decir, el Meister se quedo sumido en sus pensamientos reflexionando todo lo que Tieria le había contado sobre la historia de este mundo, los titanes, los muros y aquel chico que podía transformarse en titán. Todo eso era nuevo para él y desconocido. Aún seguía incapaz de comparar esto por el motivo por el que Ribbons decidiera venir aquí. No sabía si esos titanes tenían algo que ver con su presencia pero le costaría creerlo.

Por muy poderoso que se creyera para ser un ‘dios’ eso no significaba que podía de alguna manera crear a esas abominables bestias. Además aún le costaba una cuestión que resolver. Aparte de aquel titán que se enfrento en Stohess que seguramente era ese chico llamado Eren Jäger, también estaba aquella titán de aspecto femenino que atacaba a la gente, y seguramente podría ser igual que ese chico; una humana dentro del cuerpo del titán. Si eso era así, ¿por qué atacaba a la gente de esa manera?

“No creo que sirva de nada estar reflexionando sobre esto.” hablo la voz de Tieria interrumpiendo su linea de pensamientos. “Creo que deberíamos estar investigando un poco por los alrededores y buscar información de la gente.”

Setsuna estuvo de acuerdo en eso ya que ya no tenía sentido estar sentado leyendo libros que relataba sobre acontecimientos que ocurrieron en el pasado y ya era hora de buscar información reciente. Con eso, el infiltrado recoge los libros para ponerlos en sus respectivas estanterías antes de salir finalmente de la biblioteca y dar un paseo por la ciudad que una vez se convirtió en un feroz y sangriento campo de batalla. 

Paseando por nuevas calles en dirección hacia el sur del distrito, el Meister aún no veía ningún vestigio de batalla y destrucción en las casas o edificios a su alrededor pero se notaba que estaba ligeramente dañados. Había menos gente por los alrededores como si todos aún estuvieran trabajando, pero al menos podía ver varios soldados paseando. Setsuna se fijo en las insignias de sus uniformes siendo 2 rosas y rápidamente los reconoció como la Guarnición, según recordaba haberlos visto en uno de esos libros en la biblioteca.

Ignorando a los soldados, continuó caminando hacia el sur y por fin pudo ver varios restos de destrozos a su alrededor así como carreteras agujeradas y grietas en el suelo. Ahora el ambiente parecía como si esta parte hubiera sido victima de una feroz batalla. También hubo varios trabajadores trabajando en la reconstrucción de las casas con soldados guiándolos. También pudo ver un campo de refugiados dentro de un edificio, seguramente gente sin hogar y huérfanos.

Setsuna ignoro la triste escena y siguió caminando hasta que finalmente llego al final y ahora se encontraba al pie del gran muro de 50 metros. Setsuna contemplo la enorme estructura frente a él y le costaba imaginarse que todo eso fuera construido de la noche a la mañana por humanos y se preguntaba donde sacaron tiempo para edificarlos sin que los titanes los interrumpieran. Luego se volvió hacia un enorme peñasco incrustado justo donde debería ser la puerta tapando un agujero. 

La roca que sello el muro.

Setsuna observo detenidamente la enorme roca y también le costaba creer que algo que midiera casi lo mismo que un Gundam o otro MS pudiera levantar algo tan grande. Por otro lado tampoco pudiera imaginar que algo pudiera volver abrirla excepto ese Titán Colosal cuyo tamaño era un poco más alto que el muro que tenía en frente. La idea de que esa mole volviera a aparecer de nuevo en este instante le preocupaba un poco, pero sabía que era posible que pudiera enfrentarse en eso con el Exia.

Después de un rato de estar mirando, el Meister decidió dejarlo y dar vuelta atrás para regresar a la posada y descansar un poco. Una vez que haya regresado a su habitación, se tumbo sobre la cama reflexionando sobre sus opciones de que hacer a continuación. Si bien, aún desconocía la ubicación de Ribbons, pero sospechaba que no se encontraba aquí pero estaba seguro que estaba en alguna parte de este mundo. También estaba pensando si debería tomar parte en esta guerra de la humanidad contra los titanes, pero esa no era su misión, y simplemente vino a por el Innovade. 

Con todo lo que había pasado, el piloto del Exia le dolía un poco la cabeza de tanto pensar y decidió quedarse dormido.

Al día siguiente

Con la salida del sol, Setsuna se despertó temprano y decidió desayunar abajo con la comida que tenían como pan y leche. Poco después decidió salir de la posada a dar un paseo por la ciudad que aún seguía con poca presencia de gente ya que la mayoría estaban trabajando en la reconstrucción de la ciudad.

Setsuna no había prestado atención a eso y simplemente empezó a pasear por las calles aún pensando que era lo que debería hacer a continuación. ¿Buscar a Ribbons en otra parte? O ¿quedarse aquí para apoyar a esta gente en su lucha contra los titanes?

Si bien acababa de averiguar ayer que casi toda la humanidad había desaparecido de la faz de la Tierra desde hace 100 años y este país amurallado era el único bastión que les queda de su mundo. No creía que el Innovade encontrara un lugar donde establecerse con todas esas bestias habitando el lugar, por lo que solo existía la posibilidad de que se encontraría aquí en algún lugar. 

No sabía que intenciones tenía aquí pero sospechaba por su actitud y por lo que hizo en su mundo, seguramente querría ayudar a la humanidad a vencer a los titanes a cambio de convertirse en su soberano y gobernar este mundo tal como lo hizo en el suyo cuando creo A-laws.

Él no iba a permitir eso. Incluso si se encontraba en un mundo desconocido.

Fue entonces que su linea de pensamientos fueron interrumpida cuando escucho los pitidos de su PDA en su bolsillo. De inmediato, cogió la máquina de comunicación y se mantuvo en contacto con Tieria.

“Setsuna. Creo que tenemos problemas.” hablo el Meister púrpura con un tono urgente. 

“¿Es Ribbons?” preguntó Setsuna ansioso por haber encontrado a su enemigo.

“No, no es él.” respondió la voz. “He estado analizando el panorama del Muro Rose y he visto en el Satélite-4 que una horda de titanes a penetrado en el sur.”

Esta noticia impacto de lleno en el Meister normalmente tranquilo y estoico y entonces recordó lo que le había contado ayer.

“¿Qué a pasado? ¿A sido el Titán Colosal y el Acorazado?”

“No lo se.” fue la respuesta un poco tranquila del Meister Innovade. “Tan solo acabo de enterarme de lo que esta sucediendo y no he visto ni al Colosal y al Acorazado.”

Setsuna pensó sobre la nueva situación que estaba sucediendo hoy. Si es verdad eso que los titanes han vuelto entrar en los muros, eso significaría una invasión y una nueva masacre como la que sucedió aquí hace un mes. Y quien sabe. Tal vez Ribbons este implicado en esto.

Sin perder más tiempo, Setsuna se hecho a correr a toda prisa ignorando la voz de Tieria en dirección hacia la entrada norte hacia el interior del muro. Recordando bien por donde entro por primera vez en esta ciudad, Setsuna logro llegar a la puerta norte en menos de unos minutos, atravesándola, y se dirigió hacia el barranco donde había dejado al Exia oculto. 

Una vez llegado allí, Setsuna miro a su alrededor recordando bien el lugar exacto donde lo dejo.

“Disengaging GN System Repause.” declaro Setsuna mientras se comunicaba con el sistema de su Gundam. “Priority to  Setsuna F. Seiei. Disolviendo membrana externa de camuflaje, mantenga la dispersión de partículas de GN. Entrar en modo de embarque.”

Con eso, el camuflaje invisible desaparece dejando a la vista al enorme mecha en una posición de cuclillas, y la cabina se abre automáticamente. Setsuna entro de inmediato a la cabina y tomo los mandos antes de cerrarse y activarse el monitor.

“¿Estas seguro de esto?” preguntó la voz de Tieria algo dudoso sobre las acciones de su compañero.

“Tampoco puedo quedarme sin hacer nada.” dijo el Meister azul con determinación antes de volverse hacia los controles. “Exia, dirigiéndonos hacia el lugar donde se encuentran los titanes.” 

El GN Drive en la espalda del Exia parpadeo como comenzó a liberar partículas GN antes de que el Gundam azul se elevara al cielo a una gran altura.

“¿Por donde queda el lugar?” preguntó Setsuna a la imagen holográfica de Tieria en su cabina.

“Esta justo entre los Distritos Trost y Krolva.” respondió el holograma como apareció un mapa del Muro Rose con sus respectivos distritos y un punto intermedio entre los distritos mencionados. “Aquí esta el lugar de los hechos.”

Setsuna asiente antes de ponerse en marcha.

Fin del capitulo

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.