FANDOM


 
Línea 1: Línea 1:
Este es el primer capitulo de [[Un héroe de otro universo]]. h
+
Este es el primer capitulo de [[Un héroe de otro universo]].
  +
  +
15:27 4 may 2016.
   
 
== Sinopsis ==
 
== Sinopsis ==

Última revisión del 01:21 16 nov 2019

Este es el primer capitulo de Un héroe de otro universo.

15:27 4 may 2016.

Sinopsis Editar

Innovadores, la próxima etapa de la evolución humana que se predijo por el genio científico Eolia Schenberg hace más de 300 años, ahora, gracias a las acciones de la organización que fundó, Celestial Being, los innovadores, finalmente llegaron a la existencia en la forma de un hombre, el Gundam Meister nombrado Setsuna F. Seiei.

Celestial Being finalmente alcanzó su objetivo: derrotar a los Innovades y la Tierra todavía se preparan para los diálogos venideros, pero hay un Escuadrón de A-Leyes que todavía no acepto el nuevo mundo, y Celestial Being envió a Setsuna con su nuevo Gundam el GNT-0000 00 Quant para detener a esta pequeña amenaza para la humanidad. El joven Gundam Meister azul se encontró con un destructor de Al-laws escoltado por un escuadrón de 10 GNX-704T Ahead bien armados listos para enfrentarse al 00 Quant.

Todos ellos dispararon sus nuevas armas contra el nuevo Gundam, pero Setsuna maniobro al 00 Quant para esquivar las vigas láser de los enemigos con su Espada GN V para cortar por la mitad la cintura del Ahead y luego cambia a modo Rifle GN para destruir a los restantes.

Con todo el escuadrón casi destruido, Setsuna se dio cuenta de que otro MS le ataco por la espalda. El dio la vuelta al 00 Quant y para su sorpresa el vio de que no se trataba de un MS normal y corriente era un...

Setsuna: Gundam...

El era un fantasma de su pasado que el mismo había destruido: era el CB-0000G/C Reborns Gundam, cuyo piloto no debería estar vivo en este instante.

Setsuna: No puede ser... (dijo con incredulidad) ¿Ribbons Almark?

Ribbons: En efecto. Veo que no me as olvidado, Setsuna F. Seiei.

Setsuna gruño al escuchar la voz maníaca de su némesis que había tratado de dominar a la humanidad como un Dios, ahora vivo a pesar de ser atravesado por la Espada GN del Exia en la ultima batalla decisiva de la humanidad.

Setsuna: ¿Por qué estas vivo? ¡El mundo se ha unido finalmente, la humanidad esta preparada para los diálogos venideros!

Ribbons: Aún sigues siendo un ingenuo, ¿piensas que estoy muerto? ya te dije que soy Dios.

Setsuna: Todavía haciendo eso, renunciar a que no se puede descartar la humanidad de este mundo que son perder.

El innovador escucho unas risitas del innovade, haciéndole que bajara un poco la guardia.

Ribbons: ¿Quien te ha dicho que vuelva a intentar controlar la humanidad de este mundo?

Ante esto, Setsuna, parpadeo un poco al no entender muy bien las intenciones de su mayor enemigo.

Ribbons: Puesto que te has convertido en el guía de este mundo, ya no hace falta que yo intente controlar la humanidad de este mundo... ...pero tal vez de los otros tenga esperanza.

Setsuna parecía más confuso que antes ¿existe otro mundo con humanos? y lo más inquietante era que el pretendía llegar a ese mundo de alguna manera.


El Exia había aparecido de la nada en medio del espacio en la órbita del Langrage 4 y Setsuna miro a su alrededor y no encontró ningún rastro de Ribbons.

“Setsuna, ¿estas bien?” pregunto la imagen holográfica de Tieria algo preocupado por el estado de su compañero Meister tras su corto viaje dimensional. Él asiente en respuesta. “Bien, ahora mismo estoy tratando de analizar un mapa de este sistema e intentare encontrar la ubicación del Reborn.”

“Hazlo.” pidió Setsuna antes de que Tieria empezara a trabajar en ello. Al cabo de un rato Tieria termino de analizar el mapa y se lo enseño al piloto del Exia en forma de holograma. Setsuna observo bien la imagen del mapa espacial formado solo por la órbita terrestre con el Sol en el centro, la Tierra en el extremo este con los Langrae 1 y 2 en cada lado de esta, y el resto en sus respectivos puestos.

“Cómo podrás ver se parece bastante a los Langrage de nuestro universo y la posición en la que estamos ahora es similar al Lagrage cuatro.” explico Tieria mientras Setsuna recopilaba la información.

“Entonces eso significa que es punto de hay...” dijo Setsuna en referencia al punto azul central.

“Sí, podría ser un planeta pero no se si esta habitado o no.” respondió Tieria.

“¿Es posible que Ribbons este hay?” pregunto Setsuna con la esperanza de encontrar a su archienemigo hay. La respuesta que recibió fue un asentimiento de negación.

“No estoy muy bien seguro, pero puesto que aquí no hay ningún satélite o colonia espacial no creo que él este por ningún lado de la zona y puede que este en ese planeta pero tampoco se si esta habitado.”

Tenía razón. Tenían que recordar que este no es su sistema solar y estaban en un universo alternativo que no conocen de nada y no sabía si Ribbons si. El hecho de que en estos langrage no tienen recursos terrestres para establecer una base o algo que sirva en el espacio, por lo que el único camino fiable era aquel planeta cercano si de verdad estuviera habitado.

Sin más opciones, el Meister azul condujo el Exia hacia el planeta con la esperanza de encontrar algo. Tardaron pocas horas en tener a la vista al supuesto planeta, y Setsuna no pudo evitar quedar asombrado al ver que el planeta se parecía bastante al suyo. Era como un gemelo idéntico de la Tierra pero no sabía hasta que punto pero tenía las mismas vistas de la Tierra salgo por un importante detalle; no poseía los 3 pilares y los Elevadores Orbitales que tanto habían marcado su mundo desde hace 100 años.

“Setsuna.” la voz de Tieria le saco de sus pensamientos. “Todavía no estoy muy seguro pero creo que este planeta tiene las mismas condiciones climatológicas que la Tierra pero no se si aún esta habitado.”

“No importa, ya hablaremos eso luego cuando haya aterrizado en algún punto.” respondió Setsuna antes de empujar los controles de la cabina y el Gundam empezó a descender sobre la atmósfera de la Tierra. Él activo la barrera GN para no verse afectado por el calor mientras atravesaba la mesosfera descendiendo como un cometa para cualquier observador de abajo. Por lo visto Tieria no se equivoco cuando dijo que tenía un clima muy similar a la Tierra mientras atravesaba la troposfera pero tampoco pudo bajar la guardia. Justo cuando atravesaron el ultimo tramo de capa Setsuna pudo divisar tierra desde la cabina.

Desde varios kilómetros de distancia se pudo ver una inmensa extensión verde cubriendo la tierra y cuando más descendió a tierra, vio que se trataba de bosques frondosos. Cuando el Exia se detuvo a quedar suspendido en el aire, Setsuna se quedo contemplando las vistas naturales del nuevo planeta a través del monitor de su cabina y vio que tanto el cielo, los árboles y paisajes montañosos eran muy similares a los de la Tierra.

Un extraño sonido del exterior le llamo un poco la atención y vio de que se trataba de un pequeño grupo de pájaros que empezaron a volar de la copa de un árbol. Luego amplio un poco el monitor hacia abajo y vio 2 ciervos pastando con tranquilidad y por otro lado una familia de jabalines.

“Parece que si que hay vida en este mundo y parece que con la misma fauna.” razono Tieria al ver a los animales típicos de la Tierra.

“¿Entonces hay humanos aquí?” pregunto Setsuna con la esperanza de encontrar algún pueblo humano.

“No estoy muy bien seguro de eso pero creo que deberías mirar esto.” dijo Tieria antes de que su imagen fuera sustituida por la del planeta en la que se encuentra. “Acabo de grabar toda la imagen geográfica del planeta y mira esto.”

La imagen del planeta fue reemplazada por un mapa físico de los continentes, supuestamente del planeta. Setsuna observo el mapa y apenas quedo desconcertado al ver las siluetas de cada continente como si le resultara familiar. Él esperaba que tenían formas diferentes a los de su mundo pero esto le sorprendió. Estos se parecían bastante a los 7 continentes de la Tierra salgo que estaban en una posición diferente. ¡Todos estaban bocabajo! La posición de cada continente estaban bocabajo incluso el continente africano parecía estar horizontalmente alterado.

“¿Qué es esto…?”

“Tal como ves, parecen los mismos continentes de nuestro mundo pero están en una posición diferente. No cabe duda de que este planeta es muy similar al nuestro en todos los aspectos, como si fuera un planeta Tierra paralelo.” explico la voz de Tieria.

“¿Cual es la posición en la que estamos?” pregunto Setsuna para saber en que continente estaba.

“No estoy muy bien seguro.” respondió el Meister púrpura tras una pausa. “Estuve analizando el satélite que deje en la órbita y no he podido encontrar nuestro punto de ubicación.”

Setsuna se quedo un poco confuso al escuchar eso de que no sabía exactamente donde estaba. “¿Cómo dices…?”

“Tal como lo oyes. No entiendo que esta pasando pero se que la ubicación en la que has descendido tiene la misma forma de Madagascar.”

Setsuna recopilo la información en la cabeza a saber que Madagascar era la isla que se situaba a la costa sureste del continente africano. Sin embargo eso no resolvía el problema que los ocupaba. “¿Pero que hay de Ribbons? ¿No has podido localizar al Reborns?”

La imagen del mapa ampliado de Madagascar desapareció y fue sustituida por la imagen del Meister purpura asintiendo. “No puedo hacerlo… lo siento.”

Interiormente Setsuna gruño a saber que ahora estaba aislado en este mundo desconocido y sin señales de su archienemigo en ningún lado. No sabía que podía hacer ahora en estas condiciones pero tampoco estaba dispuesto a rendirse.

“Ahora mismo enviare 2 satélites para inspeccionar la zona, entre tanto ve a buscar algo.” aconsejo Tieria mientras el Meister azul asentía antes de poner en marcha su Gundam y desplazarse sobre el planeta por primera vez. Pasaron poco tiempo desde que ellos llegaron hasta aquí y no habían encontrado ningún poblado humano y ni siquiera la costa hacia el mar según la geografía comparada de Madagascar y solo había encontrado más bosques.

“¿Donde estamos exactamente mente?” pregunto Setsuna con curiosidad al ver que la extensión de tierra no se acababa.

“Acabo de analizar la extensión de la zona y creo que deberías ver esto.” indico la voz de Tieria como se mostró una imagen holográfica de la extensión de tierra en la que estaba y se sorprendió que esta era mucho más grande de lo que imaginaba.

“¿Es esta?” pregunto Setsuna perplejo.

“Sí, según mis estimaciones debe de ser ocho veces más grande que Madagascar. Tal vez esto sea que a pesar de la gran similitud de esta tierra con la de nuestro mundo, esta tiene una extensión inmensa. Debe de tener casi el tamaño de un continente.”

Setsuna frunció más el ceño a saber que esto será aún más difícil de lo que había imaginado. Sin embargo, la voz de su compañero Meister le haría cambiar de rumbo.

“¡Espera, Setsuna, creo que he encontrado algo!” aviso Tieria de repente. Pronto la atención del Meister azul se volvió hacia su compañero a saber que había encontrado. “He encontrado una series de construcciones concéntricas en un solo lugar. Parecen ser humanas pero no estoy bien seguro. Ve a verlos.”

Setsuna asintió y siguió adelante según las indicaciones en el mapa. No sabía que interés tenía Ribbons en un mundo tal desconocido como este pero tampoco se quedaría de brazos cruzados. Al cabo de unos minutos llego a su destino y el Meister pudo divisar a distancia una especie de muralla gigante. Él se quedo sorprendido por esto.

“¿Qué es eso?” pregunto asombrado al ver la megaestructura a varios metros. La imagen holográfica de Tieria también se quedo mirando con los brazos cruzados la muralla que de sin duda podía superar en tamaño a la Gran Muralla China

El Exia se detuvo a pocos metros de la megaestructura con ambos pilotos estudiando y observando su imponente altura. Desde su punto de vista parecía ser una construcción hecha a roca o piedra arenisca en vez de ser reforzado a metal y otros materiales modernos por lo que cualquiera diría que fue construida por una civilización inferior a la suya.

“He terminado de analizar el lugar donde nos encontramos ahora y creo que deberías ver esto.” informo Tieria antes aparecer una imagen holográfica de un muro en forma circular. Luego apareció otro rodeando la primera y otro más rodeando la segunda. Los 3 muros formaban un circulo concéntrico y en cada lado de los muros habían 3 periferias. Setsuna observo con curiosidad estas estructuras.

“Estas murallas tienen una altura aproximadamente de cincuenta metros y cada una distancia muy alejada de la otra.” informo la voz de Tieria antes de que el espacio que separaba la muralla exterior con la interior se iluminaba en rojo. “Esta tiene una distancia de cien kilómetros. La segunda muralla tiene una distancia de ciento treinta kilómetros y la última, el circulo central, es de doscientos cincuenta kilómetros. Teniendo en cuenta el tamaño completo de la extensión de las tres murallas, yo creo que abarca a setecientos veinti tres mil ochocientos veinti tres. En otras palabras, es casi tan grande que la península ibérica.”

Setsuna recopilo la información de su compañero antes de formular otra pregunta. “Entonces, ¿este lugar esta poblado por gente?”

“Según mis indicaciones hay un ochenta por ciento de que este lugar este habitado por humanos pero la población completa solo puede igualar la mitad de una nación moderna.” respondió la voz de Tieria. “Sinceramente no se si esta gran construcción fue hecha por humanos pero teniendo en cuenta el material con el que fueron edificados estos muros yo creo que deben pertenecer a una civilización con una tecnología inferior a la nuestra.”

Setsuna se quedo pensativo cuestionándose que interés tenía Ribbons en un mundo como este. Si bien a pesar de estar habitado por humanos estaba claro que su tecnología no era igualada con la de su mundo en la actualidad pero tampoco sabía nada de su historia de como era la sociedad de estos muros que tenían el tamaño de una nación entera o si por casualidad hay conflictos bélicos entre ellos por lo que seguramente Ribbons querrá aprovecharse y crear su mundo hay.

“De cualquier forma voy a investigar un poco.” declaro Setsuna antes poner en marcha al Exia para que entrara en el interior del primer muro adentrándose en su interior. A medida de que pasaba el tiempo, el Meister contemplo a través del monitor de su cabina las imágenes de los campos en extensión y varias arboledas pero nada de población humana.

“¿Has encontrado algo?” pregunto Setsuna con la esperanza de que él pudiera dar una respuesta.

“Todavía nada. No he encontrado ningún indicio de que esta zona este poblada por personas.” respondió Tieria para decepción de Setsuna. “Quizás haya en la segunda.”

Sin perder más tiempo, Setsuna siguió adelante hasta que en menos de una hora logro encontrar el segundo muro y se acerco a una de las periferias. Posó el Exia encima del muro y su piloto finalmente observo en su interior una ciudad con gente también.

“Sera mejor que actives el modo de invisibilidad para no llamar la atención de la gente.” aviso Tieria antes de que Setsuna obedeciera y activo el sistema haciendo que el mecha azul desapareciera de la vista pero en realidad quedo invisible en su sitio. Setsuna amplio la imagen de su monitor para ver las casas y edificios y a la gente paseando tranquilamente por las calles. El aspecto y la arquitectura de las casas parecían bastante tradicionales como si fueran medievales al igual que la forma de vestir de su gente.

“Teniendo en cuenta la arquitectura de esta ciudad, yo creo que su cultura es muy similar a la Europa del siglo dieciocho o diecinueve principalmente alemán. Y la forma de vestir de sus habitantes también es similar a la gente del siglo diecinueve.” explico Tieria como Setsuna siguió observando atentamente las actividades que ocurrían en esta ciudad dentro del muro. Se preguntaba porque la gente vivían rodeados de estos grandes muros y como habían podido crear algo tan semejante sin la necesidad de tantos recursos para traer muchos materiales para una época menos desarrollada como esta.

Su línea de pensamientos fueron interrumpidas cuando escucho la voz de su compañero solo que algo desconcertado. “¡He encontrado algo!” Nuevamente Setsuna se volvió hacia el comunicador de radio para escuchar a su compañero. La  imagen de las murallas fue reemplazada por la muralla interior, en la periferia del este. “Detecte una señal de calor pero no pertenece a un MS. Según el satélite visual parece que hay algo grande atacando esa ciudad.”

El Meister azul se pregunto que estaba pasando en esa ubicación. Según las palabras de Tieria no se trataba de un MS pero desprendía una señal de calor totalmente desconocida. Y sea lo que sea estaba atacando discriminadamente a la gente de una ciudad.

Sin perder más tiempo, Setsuna avanzó en el Exia hacia el lugar donde estaba ocurriendo el fenómeno y para aumentar la velocidad, activo el Trans-Am yendo más rápido casi a la velocidad de la luz. En menos de unos minutos llego a su destino y desactivo el Trans-Am. El Exia se poso en la muralla periferia donde contemplo la ciudad interior que era más grande y poblada que la otra. Setsuna trato de inspeccionar los rincones de la ciudad en busca de lo que estaba ocurriendo hasta que noto una pequeña masa de humo en algún lugar urbano, el amplió aún más en esa zona y finalmente lo vio.

Setsuna se quedo congelado mirando asombrado y confuso a lo que estaba viendo en la imagen ampliada del monitor de la cabina de su Gundam. El veía una extraña criatura humanoide que tenía casi el tamaño de un Mobile Suit, tenía una constitución femenina y el cabello rubio por lo que parecía. Ella era el responsable de lo que estaba ocurriendo.

“¿Qu… qué es esa cosa?” pregunto Setsuna conmocionado.

“No lo se. Es imposible que sea humano y por su altura parece que debe medir quince metros.” respondió Tieria estudiando a la extraña criatura.

Setsuna siguió mirando a la extraña criatura femenina atacando a un edificio y varios hombres en sus techos tratando de detenerla. No sabía que era lo que estaba pasando pero estaba claro que esa criatura estaba tratando de destruir la ciudad y se mostraba muy hostil ante la gente, y sin pensarlo 2 veces decidió tomar medidas al respecto ante la situación y atacar.

“¡Exia, preparado para eliminar el objetivo!”

Con esa declaración el Gundam dibuja su Sable GN V y desciende hacia la ciudad, hacia la zona donde el gigante atacaba para intervenir. Cuando estuvo más cerca, la giganta se dio cuenta de una presencia procedente de arriba y voltea la cabeza donde se queda congelada con cara de shock hacia una criatura humanoide azul con espada en la mano izquierda suspendido en el aire a varios metros por encima.

Setsuna lo miraba impasible desde su cabina. Él miraba a la cara aterrorizada y confusa de la criatura, concluyendo que ella tiene miedo propio hacia las cosas desconocidas que nunca había visto como su Gundam. Él dejo al lado esos pensamientos cuando su Gundam descendió del todo al suelo y preparándose para la lucha.

“Ten cuidado, Setsuna. No sabemos de lo que es capaz esta cosa.” advirtió la voz de Tieria.

“Entendido.” asintió Setsuna antes de centrarse en la batalla.

Setsuna vio que la criatura empezó a alejarse con cautela sin dejar de mirarlo con un poco de temor, ya que parecía que no quería combatir contra algo desconocido, pero entonces se detiene al ver que no había manera de huir y levanta sus brazos, adoptando una pose de boxeo. Setsuna contemplo que esta extraña criatura parecía tan inteligente como un humano y parecía que no iba a ser nada fácil dominarla. Los 2 combatientes se miraron unos a otros esperando a que empezara el primer ataque. Entre tanto, los soldados humanos que perseguían al gigante femenino se detuvieron en seco al ver a otro gigante pero desconocido para ellos frente a su objetivo como si quisieran dar una pelea. Ninguno de ellos movieron un dedo para ver que pasaba.

Después de lo que parecía una pausa, el Exia fue el primero en atacar desplazándose a pocos metros de distancia encima del suelo a una gran velocidad al que la giganta rubia no pudo evitar. El Exia blandió su espada y con un rápido movimiento cortó el brazo derecho del gigante que salio volando por el aire y finalmente cae al suelo. La giganta quedo congelada sin mover ningún musculo en shock pero rápidamente trato de reaccionar pero no pudo evitar que el otro gigante desenfundara su espada láser y rebanaba el otro brazo y finalmente le arranco la cabeza con el sable. Tras esto, el gigante cayo al suelo aparentemente muerto. El Exia victorioso, guarda sus armas y su piloto se limito a mirar a su supuesto enemigo muerto sin brazos y cabeza en el suelo.

Los soldados de los alrededores solo miraron completamente perplejos al ver al nuevo gigante azul derrotar al otro con unas extrañas espadas. Todos se preguntaron que era el nuevo gigante si se trataba de un titan u otra cosa.

Estaban tan conmocionados al ver como derroto al titan hembra en 3 segundos cortando sus brazos y cabeza con esas extrañas espadas que nunca habían visto. Entonces, de repente, una intensa explosión de luz emano de la nuca inferior del titan hembra, llamando la atención de Setsuna en su cabina. El brillo fue muy cegador, tanto que Setsuna no pudo ver lo que estaba ocurriendo. Los soldados también vieron el gran destello blanquecino y se taparon los ojos para evitar ser cegados. En breve, la luz comenzó a disiparse y cuando Setsuna pudo ver con claridad, vio justo donde yacía el cadáver del gigante un gran bloque de cristal encima de la nuca del gigante. También vio para su sorpresa que el cadáver empezó a descomponerse rápidamente hasta quedar en un montón de esqueletos echando humo. Los soldados retiraron sus brazos para ver con gran asombro y shock lo que estuvo viendo Setsuna.

¿Qué esta pasando?

Entonces notaron un temblor de tierra a los alrededores, que llamo la atención de los soldados y de Setsuna.

“¡Se acerca algo!” aviso Tieria llamando la atención del Meister azul quien se fijo hacia adelante y lo vio; un segundo titán. A diferencia de la otra, este era macho y tenía la constitución más musculosa y una cabellera castaña y algo larga. Él también se detuvo en seco para mirar con gran asombro hacia el Exia.

Setsuna también miro asombrado al nuevo titán y de inmediato recupera la compostura y se preparo para atacar.

Mientras esto sucedía, los soldados observaron a los 2 combatientes apunto de enfrentarse en otro duelo. Estaban tan paralizados y confusos para reaccionar ante esta nueva situación. Se suponía que su objetivo era capturar al Titán hembra en la ciudad interior y usar al macho (aliado) como arma principal para lograrlo aunque eso significara utilizar la ciudad como un campo de batalla e involucrar la población civil en esto. Pero ahora a aparecido un nuevo titán muy extraño que derroto al objetivo en cuestión de segundos y parecía que se iba a enfrentar contra el macho. Las cosas no podían ir más confusas.

Setsuna siguió mirando con cautela al nuevo enemigo, mientras este hacía lo mismo para tener cuidado. El misterioso gigante parecía estar observando al Exia para estudiarlo, o eso parecía lo que estaba pensando el Meister azul, por lo que podría deducir que era inteligente como la otra.

“¡Setsuna!” aviso Tieria a su compañero ganando su atención. “No se de que se trata esta criatura, pero por lo que he analizado, no parece ser un ser vivo como los otros.”

“¿Qué?” pregunto un poco confuso por la información.

Él no pudo pensar en más cuando vio que el titán lanzo un gran rugido de batalla antes de cargar directamente hacia el Exia para propinarle un puñetazo, pero el Exia evadió el golpe y activo su fusil espada y disparo una ronda, desintegrado parte del brazo izquierdo del titán. El titán rugió de dolor, mientras los soldados miraron con gran asombro y shock el extraño rayo rosado que desintegro el brazo del titán tan fácilmente.

El titán se volvió hacia el Gundam azul y trato de contraatacar con otra embestida, pero el Exia desenfunda su espada láser y rebana las piernas del titán, haciendo que se precipitara y cayera al suelo en un gran estruendo. Todos vieron con mayor shock y conmoción como su aliado fue derrotado por ese gigante misterioso.

Setsuna observo algo confuso y con cautela, como el cuerpo del titán macho empezó a expulsar vapor de su cuerpo a medida que parecía desintegrarse por alguna razón. Entonces lo vio...

Del cuello del titán fundiéndose, surgió un muchacho de 16 años, por lo que parecía con el pelo castaño, entre el vapor y muy exhausto. El joven exhausto, una vez que salió a la superficie de repente se tumbo en el suelo, aparentemente inconsciente. Setsuna observaba detalladamente al chico y se preguntaba quien era y como hizo eso. En menos de un rato, los 2 cuerpos de los gigantes que había abatido se convirtieron en polvo desapareciendo de la vista dejando solo a un joven chico (titán macho) y un gran bloque de cristal (titán hembra) Setsuna solo se fijaba en el extraño chico que acababa de surgir del segundo, que parecía arrastrándose en el suelo, aparentemente vivo. Se preguntaba quien era este chico y porque surgió de la nuca de ese gigante.

“Setsuna...” la voz de Tieria hizo que el piloto del Exia saliera de su linea de pensamientos y se volviera hacia su compañero. “Parece que ese chico fue quien controlo al gigante...”

Setsuna se quedo casi asombrado por lo que dijo su compañero sin entender lo que dijo.

“Por lo visto esos dos cuerpos gigantescos no eran seres vivos como nosotros... más bien eran como cadáveres con vida propia.”

“¿Cadáveres?” pregunto Setsuna arqueando una ceja.

“He analizado sus cuerpos y e visto que sus órganos internos no funcionan como los nuestros como si fueran falsos, al igual que sus huesos y carne. También e visto que la fuente vital de esas criaturas se encontraba justo en la nuca, donde había surgido aquel chico. Por lo visto, de alguna forma, este chico controlaba a esa cosa como si fuera una marioneta gigante, y al salir el chico del gigante, el cuerpo había empezado a descomponerse.”

Setsuna recopilo la información dada por su compañero Meister y se quedo mirando al chico arrastrándose por el suelo, luchando para no caer en la inconsciencia.

Entonces vio a alguien acercándose hacia el chico y Setsuna amplio un poco la pantalla para ver de quien se trataba y era una chica joven de 16 años. Ella llevaba el cabello corto de color azabache, vestía con una camiseta blanca y un pantalón blanco grisáceo con botas largas y marrón. Ella parecía intentar socorrer al chico castaño poniéndose de cuclillas y trata de levantarlo del suelo. Por lo que podía ver, aquella chica no le consideraba ninguna amenaza a pesar de que de alguna manera él era ese monstruo humanoide gigante. Entonces vio otro joven de su edad se acerco hacia la pareja y trato de ayudarlos a levantarse. Aquel joven tenía el pelo rubio, y el uniforme igual que la chica. Pronto más soldados salieron de su escondite caminando cautelosamente hacia la pareja sin apartar la mirada en el gigante azul y otros se acercaron hacia el lugar donde se hallaba el cuerpo del titan hembra, que ahora solo quedaba un enorme fragmento de cristal que podría cubrir un cuerpo humano.

Setsuna y Tieria observo en silencio a los soldados reunidos cerca de él y miraron con asombro, miedo e incertidumbre.

“Por el diseño de sus ropas, yo diría que son muy similar a los granaderos, soldados europeos de entre el siglo dieciocho y diecinueve.” hablo Tieria tras una rápida inspección de los soldados. Setsuna siguió observando a la pareja llevarse al extraño chico que emergió del extraño cuerpo del gigante y este parecía levantar la cabeza para mirar vagamente al Exia.

El Meister azul no paraba de preguntarse que estaba pasando aquí. ¿Quien eran esta gente? ¿por qué vivían dentro de estos inmensos muros y que eran estas criaturas gigantescas? ¿Que relación tenía Ribbons con todo esto?

“Sera mejor que nos vayamos de aquí.” aviso Tieria una vez que la horda de soldados parecían haber rodeado al Exia. “No se que esta pasando, pero aquí no conseguiremos nada. No queremos causar problemas a esta gente quienes desconocen que es lo que tienen delante.”

Setsuna le dio la razón a su compañero al reflexionar que estaban en una época antes de que surgieran las máquinas y para la gente a su alrededor debe de ser la primera vez que ven algo como esto y de seguro que estarán demasiado asustados al ver a algo que no conocen y que nunca habían visto. Sin decir nada más, Setsuna se volvió hacia los controles de su Gundam y empezó a elevarse para gran sorpresa de los soldados al ver con impotencia e incredulidad como el extraño gigante azul empezó a elevarse hacia arriba.

Cuando estuvo a varios metros por encima del suelo, el gigante dio media vuelta para quedar de espalda y vieron como una especie de estructura cónica que le sobresalía de dicha espalda empezó a emitir un extraño brillo azulado. Entonces el gigante empezó a ascender más al cielo alejándose hacia el lugar. Lo ultimo que vieron antes de desaparecer en el horizonte fue una pequeña estela de luz que emanaba de su espalda.

Todos se quedaron sin habla al ver este extraño fenómeno y ninguno dijo algo para describir lo que acababa de pasar.

“¿Qu-qué era eso?” pregunto un joven soldado con el pelo corto de color castaño claro aún embobado por lo que vio.

Su compañero del al lado, el chico rubio que ayudo a la joven a recoger al extraño chico titán, tenía una expresión de pesar mientras miraba el cielo por donde se marcho el extraño gigante.

“¿Tal vez una especie de dios o algo…?”

Fin del capitulo Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.